LOADING

Type to search

Siete medidas digitales para enfrentar los efectos de la pandemia (abierto para no suscriptores)

Share

Eliminar o modificar temporalmente permisos para Telcos y promover algunas empresas de tecnología: Estudio para la CAF.

“Como ya está ocurriendo a escala mundial, las redes latinoamericanas están siendo afectadas por el aumento exponencial del tráfico”, revela en un estudio publicado por Raúl Katz y su grupo de colegas de la firma Telecom Advisory Services para el banco de desarrollo CAF. Esto no es un problema cosmético de comodidad para los usuarios de Internet. El estudio demuestra que la digitalización puede reducir de manera sustancial los efectos negativos de la pandemia y por eso sugieren siete fórmulas inmediatas alrededor de las cuales gobiernos, sector privado, y la sociedad civil latinoamericana pueden hacer un acuerdo de colaboración y trabajo conjunto.

Por ejemplo, proponen asignarles a los operadores móviles espectro adicional de manera temporal.

El problema de la velocidad

En marzo la velocidad de banda ancha fija bajó 3% en Chile y casi 20% en Ecuador, mientras que la latencia, esto es, es el tiempo que tarda en transmitirse un paquete dentro de la red, aumentó 7% en México, 12% en Brasil y Ecuador y 19% en Chile.

La velocidad se ha visto afectada por la migración masiva al teletrabajo que satura la capacidad de enrutadores Wi-Fi en los hogares, por cuenta del trabajo en la nube y de las videoconferencias.

Los nuevos desempleados

Los efectos de la pandemia sobre el empleo apenas se están empezando a ver. Una encuesta de Casen para Chile es particularmente elocuente sobre la situación. Mostró que el 21% de los trabajadores debía seguir trabajando en su lugar habitual. En ese grupo están el personal sanitario, fuerzas de seguridad, trabajadores del transporte y de la cadena alimenticia. Apenas el 23% de los encuestados podía trabajar remotamente con tecnología digital. El resto, el 56%, no podían ir a su lugar de trabajo pero tampoco podían trabajar de manera remota. De este último grupo, el 36% tiene como máximo un nivel de educación básica y visto de otra forma, el 34% pertenece al 10% más pobre de los encuestados.

El uso equivocado

La mayoría de los hogares latinoamericanos usa internet como sistema de comunicación y para acceder a redes sociales. El empleo de internet para acceder a servicios de salud, educación, comercio electrónico y transacciones financieras se puede medir con un índice de resiliencia digital del hogar. En la OECD, ese índice es de 54. En América Latina es de 31, con países como Chile con 42 al lado de Bolivia con 6.

Las empresas no salen mucho mejor libradas. El 85% de las empresas de la región tiene acceso a internet. Pero las que usan internet para hacer transacciones bancarias van desde 34% en Perú hasta 95% en Colombia. Las que compran sus insumos en la red van desde 15% en Perú hasta 66% en Brasil. “Las falencias en la cadena de aprovisionamiento se agravan cuando se analiza las debilidades de diferentes actores de la cadena logística (por ejemplo, baja digitalización del transporte terrestre, falta de estándares comunes para la comunicación interorganizacional)”, dice el estudio. “Esto resulta en una debilidad importante para afrontar las disrupciones en la cadena de aprovisionamiento ocasionadas por la pandemia”.

Siete propuestas inmediatas

La digitalización ayuda a disminuir los efectos negativos de la pandemia, y por eso Katz y sus colegas sugieren siete fórmulas para mejorar de inmediato la preparación de América Latina para enfrentar este desafío.

  • Eliminar los permisos para desplegar antenas. Esto acelerará el despliegue de mayor cantidad de radio bases para banda ancha móvil.
  • Asignarles de manera temporal espectro adicional a operadores móviles.
  • Ordenarles a los proveedores de servicios de video streaming que reduzcan los estándares de definición de sus contenidos para bajar el volumen de tráfico que generan.
  • Evaluar si se requiere aumentar la porción de espectro no licenciado en las bandas superiores de 5 GHz y 6 GHz para resolver los cuellos de botella en los enrutadores Wi-Fi.
  • Promover el desarrollo de plataformas que permitan superar las falencias en las cadenas de aprovisionamiento. Por ejemplo, estimular el desarrollo empresas tecnológicas para que provean una relación más eficiente entre proveedores logísticos y servicios de transporte.
  • Estimular la reestructuración de procesos del sector productivo para incrementar el porcentaje de la población que pueda trabajar remotamente.
  • Enfatizar la capacitación digital de los sectores sociales más vulnerables para enfrentar la desocupación.

(Vea el estudio completo aquí)

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top of page