LOADING

Type to search

Las ambiciosas metas de sostenibilidad e innovación de ABInBev en Latinoamérica

Share

La cervecera global ABInBev, con sede en Bélgica, se ha puesto ambiciosas metas de sostenibilidad para la región latinoamericana. Estas metas están alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Roberto Couceiro, Vicepresidente de Supply para Middle Americas Zone en ABInBev, contó a Latin Trade los detalles de estas metas, además de temas como la innovación en uso de tecnologías y procesos.

¿Cómo surgen estas iniciativas? 

Nuestra permanencia depende de un medio ambiente sano, de la disponibilidad de ingredientes naturales, de agua limpia y accesible, así como de comunidades prósperas. El cambio climático amenaza estas condiciones; es el problema más serio que enfrenta nuestro planeta y debemos de actuar en toda la cadena de valor, protegiendo el medio ambiente y fortaleciendo las comunidades.

Por eso nos hemos propuesto para el 2025 nuevas metas de sustentabilidad, dentro de la Plataforma 100+; que son aún más retadoras y están alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de la Organización de las Naciones Unidas y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.  Estamos convencidos que solo las alcanzaremos a través de esfuerzos sostenidos y generando alianzas.

Estas metas se centran en cuatro pilares:

 

  • Agricultura Inteligente: Buscamos que el 100% de nuestros agricultores estén capacitados, conectados y empoderados financieramente
  • Gestión del agua: queremos que el 100% de las comunidades en las que operamos que se encuentran en áreas de alto estrés hídrico tengan una mejora medible en cuanto a la disponibilidad y calidad del agua 
  • Economía circular: tener el 100% de nuestros productos en empaques con formato retornable, o con un mayor contenido reciclable 
  • Acción climática:

 

  1. El 100% de nuestra electricidad comprada provendrá de fuentes renovables
  2. Reducir en un 25% las emisiones de CO2 en nuestra cadena de valor

Adicionalmente, en agosto de 2018 también lanzamos la Aceleradora de Sustentabilidad 100+, que busca atraer y financiar startups de todo el mundo, enfocadas a la sustentabilidad. En su primer año, el programa recibió más de 650 solicitudes y fueron seleccionadas 21 empresas ubicadas en 12 países. Cada una recibirá hasta US$100 mil en inversión y la oportunidad de asociarse o recibir mayor inversión durante 2019.

¿Están trabajando con gobiernos locales para implementarlas? 

En AB InBev estamos convencidos que el cuidado del medio ambiente y en general las acciones de sustentabilidad se deben hacer en coordinación con las autoridades,  las organizaciones de la sociedad civil y con la participación de otras empresas.

Trabajamos articuladamente con Ministerios, agencias gubernamentales, así como también con gobiernos estatales y municipales y con reconocidas ONGs, como: Instituto de las Naciones Unidas para Formación Profesional e Investigaciones (UNITAR), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), World Wild Foundation (WWF), The Nature Conservancy (TNC), Parley for the Oceans, entre otras.

Un ejemplo reciente de esta cooperación es el lanzamiento que hicimos en Perú en donde la cervecera local Backus, en alianza con el Ministerio de Agricultura y la Autoridad Nacional del Agua dieron a conocer el Premio Nacional #CulturaDelAgua2019.

¿Qué países han mostrado mayores avances? 

Las metas 100+ son un compromiso que asumimos en todos los mercados de AB InBev. Nosotros pertenecemos a la zona de América Central y el Caribe (MAZ por sus siglas en inglés) que está conformada por más de 20 países: México, Colombia, Perú, Ecuador, Honduras, El Salvador, Panamá, Guatemala, República Dominicana, Cuba, Puerto Rico, Barbados y el resto de las islas del Caribe y en cada uno de estos países hemos ido avanzando en base a las hojas de ruta que definimos en 2018 cuando las lanzamos.

En el caso de agricultura inteligente podemos destacar el trabajo que estamos haciendo en México, en colaboración con los agricultores de cebada y con los gobiernos municipales para sustituir las importaciones por cultivos locales, generando así un impacto positivo para nuestras comunidades. 

En 2018 logramos que el 100% de la cebada utilizada en la elaboración de nuestras marcas nacionales sea cultivada en el país. Esto es el resultado del trabajo coordinado que hemos llevado a cabo con una red de más de 4,000 agricultores que se ubican en el Norte, el Bajío y el Altiplano del país a quienes hemos otorgado financiamiento para que puedan adquirir maquinaria especializada para la siembra, cosecha y riego eficiente (por goteo) de los cultivos.

Estos programas ya los hemos empezado a replicar en Colombia hace unos años y recientemente en Ecuador. 

En lo relativo a Gestión del Agua estamos muy conscientes de su importancia y trabajamos para reducir el uso del agua y para mejorar su calidad y disponibilidad en las comunidades ubicadas en áreas de alto estrés hídrico. 

En los últimos años hemos logrado reducir el uso de agua hasta 3.0 HL/HL en la zona MAZ, esto a una razón de 4% promedio por año. Lo anterior, se basa en estandarización de procesos, implementación de mejores prácticas e inversiones importantes en sistemas de Reúso y Reciclaje de Agua. Nuestras operaciones con uso de agua más eficiente están en países como Colombia, Perú, Ecuador y México. 

Otro aspecto fundamental de este pilar ha sido la participación en los Fondos de Agua, que son mecanismos financieros, de gobernanza y gestión en los que participan diversos actores para promover la seguridad hídrica de una zona metropolitana a través de acciones de conservación mediante infraestructura verde, es decir de soluciones basadas en la naturaleza.

En ABI colaboramos con distintos actores de América Latina y el Caribe para la creación y fortalecimiento de los Fondos de Agua en: México (CDMX, Zacatecas), Colombia (Bogotá, Santurbán, Bucaramanga, Cartagena), Panamá (Panamá), Perú (Ate), El Salvador (San Salvador) y Ecuador (Guayaquil, Quito).

Nuestra meta de Economía Circular para 2025 es que 100% de nuestros productos sean empacados en materiales retornables o hechos en su mayoría a partir de envases reciclados.

Estamos implementando en toda la región acciones definitivas para contribuir a este objetivo. Estamos  innovando en nuestros empaques para reducir el contenido de material (lightweight) y estamos incrementando el contenido reciclable y fomentando el re-uso.

En la actualidad, el volumen de envases retornables es de 60% aproximadamente y tenemos como objetivo mantenerlo para el 2025, asimismo vamos a incrementar el contenido de material reciclado en nuestros envases. En el caso del vidrio la meta es pasar de 22% en México y de 30% en Colombia a 50% de contenido reciclado para ambos países. En el caso del PET actualmente utilizamos un 30% de material reciclado y nuestra meta es el 50%. Para las latas el compromiso es llegar al 70%.

Adicionalmente, Bavaria (nuestra cervecera local en Colombia) participó activamente en la construcción de un modelo de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) y actualmente, en alianza con otras empresas como Coca-Cola Company, Coca-Cola FEMSA, Postobón y PepsiCo, lanzó el Movimiento RE, una iniciativa que busca optimizar el sistema de recolección y reciclaje de materiales aprovechables post-consumo, principalmente botellas PET, trabajando de la mano con los recicladores. El objetivo del proyecto es aumentar en 1,200 toneladas el PET que se recoge en tres ciudades de la costa colombiana: Cartagena, Santa Marta y Barranquilla.

Recientemente lanzamos en República Dominicana el Proyecto Recicla 100+ que tiene por objetivo recolectar y reaprovechar la misma cantidad de plástico que la que generamos en el mercado. Es un programa que genera un importante impacto social y que implementamos en alianza con la red de recolectores y nuestro proveedor de envases. 

Para el pilar de Acción Climática estamos implementando nuestros planes de acción para lograr que el 100% de la energía que compramos provenga de fuentes renovables. Para fines del 2019 el 60% de la energía verde que se va a comprar en la región MAZ estará contratada.

En el caso de México firmamos un contrato de suministro de energía eólica con la empresa española Iberdrola y hemos comenzado a trabajar con paneles solares, lo que permitirá que durante el segundo semestre de este año el suministro de energía eléctrica para las cervecerías y plantas de operación vertical de Grupo Modelo provenga de energías renovables.

En Colombia se ha completado el proceso de licitación para recibir energía renovable en todas las plantas a partir de 2021 (10,000 MWh/y).

En República Dominicana se está desarrollando el proceso de licitación para recibir energía renovable en todas las plantas a partir de 2021 (49,000 MWh/y).

Adicionalmente, en abril de este año, Grupo Modelo dio el banderazo de salida a su primer camión de carga pesada 100% eléctrico, el cual da inicio al programa piloto de reparto libre de emisiones en la capital del país. Esta iniciativa también la estamos  implementando en la ciudad de Medellín. 

¿Se puede replicar en más regiones del continente? 

Sin duda. Las Metas de Sustentabilidad 100+ son un compromiso que hemos asumido como ABInBev a nivel mundial. Nosotros mantenemos una muy estrecha comunicación y cooperación, no solo a nivel regional sino también a nivel global, intercambiando mejores prácticas y optimizando procesos y acciones en favor de la sustentabilidad.

A nivel región, tenemos varios ejemplos de programas implementados primero en un país que hemos podido tropicalizar y adaptar a otro mercado gracias a los excelentes resultados obtenidos. Un ejemplo de esto es el programa Conecta Modelo de México, cuya finalidad es mantener actualizados y conectados a los productores de cebada y que ya hemos replicado en Colombia, con excelentes resultados.

¿Cómo están innovando (en procesos, en uso de nuevas tecnologías) para implementar estas metas de sustentabilidad?

Constantemente estamos innovado tanto en procesos como en uso de nuevas tecnologías. Por ejemplo, para lograr mejores resultados en la reducción de uso de agua, utilizamos el efluente residual tratado en aplicaciones que no hacen parte del producto final, como sistemas de enfriamiento de máquinas, aseos generales, lubricación y servicios industriales. Pero también hacemos entrega a terceros de agua residual tratada. Este es el caso de las operaciones de Ate (Perú), Torreón (México) y Quito (Ecuador) y el uso que se le da es para realizar riego de caminos y parques. Y más innovador aún es que hemos conseguido que esta agua residual tenga su uso secundario en el proceso productivo  de una empresa papelera vecina a nuestra Maltería de Lima. Desde el 2018 entregamos aproximadamente 13.000 metros cúbicos de agua/ mes para reciclaje en proceso productivo del vecino.

Como ejemplo de uso de nuevas tecnologías en el proceso productivo, tenemos el caso de Ecuador en el que implementamos, desde el 2013, un sistema de limpieza y desinfección para las líneas de embotellado, optimizando los sistemas convencionales de CIPs mediante Electro Chemical Activation of Water (ECA), y logramos una reducción en un 75% del tiempo de CIP, una reducción en un 50% de uso de agua, y hasta un 90% de ahorro en costo de energía, asegurando el 100% de confiabilidad en los resultados microbiológicos, sin comprometer el sabor ni la estabilidad de espuma, y la Reducción de desechos peligrosos.

Por último, contarles que este año estaremos también lanzado en la zona una nueva plataforma de innovación para buscar soluciones a los retos de sostenibilidad con ayuda externa de emprendedores, proveedores y gente disruptiva.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top of page