Frame Banking pone a las transacciones en el centro del universo financiero: entrevista con el CEO de la firma uruguaya 2Innovate

Qué tal esta máxima para la industria financiera: las transacciones son necesarias, la banca no.

Los bancos no van a desaparecer, pero aquellos que todavía creen que las cuentas de ahorro, las tarjetas de débito y los préstamos son lo esencial de la actividad económica, se exponen a perder la carrera frente a los comercios, a las fintech, y a otras entidades financieras que entienden que esos productos no lo son.

Para confirmar que la máxima es verdad, habría bastado estar en el lanzamiento de la plataforma Software-as-a-Service (Saas), Frame Banking, ayer miércoles, en un restaurante de La Roma, en Ciudad de México.

Esa plataforma que lanzó la empresa de tecnología uruguaya 2Innovate, ofrece una manera flexible para hacer y seguir las transacciones donde sea que se produzcan. La empresa ya tiene un récord de hacerlo de manera fácil y eficiente. Realiza más de 7.000 millones de transacciones al año, para 22 clientes en más de 11 países. Entre sus clientes están Banco Santander, Banco Pichincha, Banco Sabadel, Ualá, Western Union y la Sociedad Financiera mexicana Te Creemos.

Con la solución Frame Banking,  2Innovate puede llegar a nichos como el de estudiantes o el de los receptores de remesas que, como lo señala el CEO de la compañía, Hugo Saachi, “nunca van a pisar una sucursal bancaria”.   

¿Donde radica la ventaja de la plataforma? De un lado, al ser SaaS sus clientes no necesitan tener programadores inventando modelos y escribiendo código para alcanzar los lugares donde se hacen, se verifican o se compensan las transacciones. Por ejemplo, para conectar los principales sistemas bancarios (core bancario), con una billetera digital de una fintech, o con un sistema de compensación entre bancos del estilo de la colombiana ACH.

Tampoco los necesitan para acomodarse rápidamente a un cambio regulatorio o de protocolos internos. “No necesitan un ejército de programadores, que además se van, todo el mundo sabe que se van”, dijo Pablo Pereyra, Chief Revenue Officer de 2Innovate.

Con la SaaS de Frame Banking ya está todo listo. Para instalarlo en una entidad se hacen unos pocos cambios veloces y baratos. En dos semanas, sostuvieron los ejecutivos, puede hacer un prototipo para manejar transacciones complejas y en catorce semanas pueden echar a andar transformaciones  profundas como el que consiguieron para Pibank, la filial de Banco Pichincha. En ese lapso y con un equipo de cinco personas, lanzaron un sistema que les permitió realizar pagos, retiros, transferencias, que los integró con un banco tradicional y con ACH.

Además por estar en la nube, cuando un pequeño proyecto de unos pocos clientes resulta exitoso, toda la operación puede crecer sin que se requieran cambios. La entidad solo paga una tarifa por las transacciones adicionales que se hagan.

Cuestión de método

La forma en gestionar los proyectos es otro de los elementos que le permite a 2Innovate ser muy rápida en la puesta en el mercado de sus soluciones. “No queremos más tener proyectos gigantes con 150 personas”, dijo Hugo Sacchi. Esos programas se toman meses, no hay certeza de que funcionen y por todo eso son muy caros.

En contraste, 2Innovate siempre parte los proyectos que emprende en piezas pequeñas y después avanzan iterando en torno al resultado inicial. “Todo lo tratamos así, como pequeños problemas”.

Además emplean métodos que necesitan muy poca programación (Low Code) que quitan la necesidad de que existan grupos de programadores generando nuevos servicios. “En nuestros proyectos no hay un desarrollador de cara al cliente. Cero”, ilustró Pablo Pereyra. Una vez definido con claridad lo qué el cliente necesita, se programa con Low Code para terminar los productos finales en pocas semanas.

Todo lo anterior hace que las entidades que opten por Frame Banking se quitan de encima problemas de control y de ciberseguridad, manifestaron los ejecutivos. La tecnología y los riesgos cambia muy rápido y los que no se montan sobre SaaS, se obligan a tener equipos grandes cambiando sus programas en los equipos de cómputo locales, solo para tratar de darle alcance a la tecnología.

Adicionalmente, afirmaron, el sistema de Frame Banking tiene una arquitectura basada en componentes, que permite cambiar rápidamente proveedores para estar siempre al día. Mudarse como con un Lego, de los sistemas de inteligencia artificial de Google a los de Apple, por ejemplo. Moverse rápidamente a los canales donde se hacen las transacciones (multicanal). De un retailer a un speedboat, o a cualquier otro sitio.

Lo imprescindible

Un estudio de la consultora McKinsey, señaló Pablo Pereyra, demostró que en el mundo los bancos que se concentraron en conseguir sus utilidades cobrando un margen creciente por sus productos de depósito o crédito, ganaron menos dinero  que los bancos que optaron por diferenciarse con mejores servicios basados en la tecnología y que cobraron por el uso de la tecnología. Eso tal vez debería de nuevo indicarles el camino correcto a las entidades financieras tradicionales.  

Para estar en la senda de la diferenciación no es tan difícil pensar en modos diferentes de quitarles fricciones a las transacciones, que realmente son las que están al centro de lo que los hogares y los negocios quieren hacer. La frase que usan los banqueros que saben esto es que nadie sueña intensamente con conseguir un crédito hipotecario o con gestionar su cuenta corriente, sino con tener una casa propia. Las personas quieren hacer transacciones y no lidiar con documentos firmados, claves dobles y autorizaciones.

Las transacciones entonces, se convierten una oportunidad para los nuevos bancos que quieren ir más allá de vender productos financieros. La experiencia del usuario en las transacciones es uno de los lugares donde cabe la diferenciación. En este campo que abre 2Innovate con su Frame Banking, caben además las firmas consultoras, las fintech, los retailers y hasta los bancos centrales que quieren aumentar la inclusión financiera en sus países.

Los que aún lo lo perciben así, piensen en esto: las transacciones son necesarias, la banca no.

Related

Mapa para navegar el 2024

Cuatro grandes áreas de oportunidad para hacer negocios en América Latina y el...

Colombia vista por un ministro de Finanzas

¿Colombia cerrará el año con crecimiento negativo? Que hará...