Cinturones de seguridad abrochados y buenas estrategias: la fórmula del éxito futuro de Corporación América Airports

Corporación América Airports (CAAP) es el operador de concesiones aeroportuarias privadas más grande del mundo con base al número de aeropuertos bajo administración. La empresa se vio muy afectada por la pandemia de Covid-19, al igual que la mayoría de las empresas de la industria de viajes y turismo en todo el mundo.

Los resultados del tercer trimestre, naturalmente, se vieron afectados por los efectos de las restricciones de viaje y la menor demanda de pasajeros. El tráfico de pasajeros se desplomó a 2,6 millones en el 3T20, de 22,7 millones en el mismo período del año anterior.

Los ingresos consolidados del tercer trimestre cayeron a $75,6 millones, un 76,4% menos que el año anterior. Los ingresos por tráfico de pasajeros casi desaparecieron en marzo de 2020, pero la operación de carga de CAAP, especialmente en Argentina y Uruguay, compensa parcialmente esta dramática caída. De hecho, a día de hoy, los volúmenes de carga se encuentran en el 60% de los niveles anteriores al Covid, mientras que el tráfico de pasajeros todavía se encuentra por debajo del 30% de los niveles anteriores al Covid.

Estrategias

La empresa reaccionó rápidamente para flotar y prosperar en un entorno tan indebidamente hostil. En 2020 logró avances significativos en varios frentes para mitigar las consecuencias adversas de la pandemia. Por ejemplo, superó las metas de reducción de costos establecidas para el segundo y tercer trimestres, reduciendo sus costos operativos en efectivo en un 48% a fines de septiembre.

El equipo de Aeropuertos de Corporación América también refinanció una parte importante de los pagos de capital e intereses de una deuda de $1.200 millones, 77% de la cual es a largo plazo, y aumentó la posición de liquidez a través de nuevos financiamientos en Argentina e Italia. El 20 de agosto de 2020, la filial argentina de CAAP colocó un pagaré vinculado al dólar local por $40 millones con vencimiento a 2 años, y en noviembre, la filial italiana de la Compañía obtuvo un préstamo bancario de 85 millones de euros, con un plazo de 6 años.

También negoció o inició el proceso de modificación de las condiciones de los contratos de concesión, para recuperar su equilibrio financiero. En Argentina, CAAP obtuvo una extensión de 10 años de su concesión más grande, Aeropuertos Argentina 2000. En Brasil, la empresa recibió una compensación económica por el impacto de Covid en 2020, mientras que en Italia el regulador otorgó una extensión de 2 años a todas las concesiones de aeropuertos en el país. En todos los demás aeropuertos, el proceso de renegociación o compensación está en marcha.

CAAP opera 37 aeropuertos en Argentina, 2 en Ecuador, 5 en Perú, 2 en Uruguay, 2 en Brasil, 2 en Italia y 2 en Armenia.

La combinación de acciones administrativas en todos los frentes ya arrojó algunos resultados favorables. “Nuestras operaciones en Argentina, Uruguay, Ecuador y Armenia alcanzaron niveles operativos de equilibrio de liquidez en el trimestre”, dijo Martín Eurnekian, CEO de CAAP en un informe de accionistas de mediados de noviembre.

Al mismo tiempo, CAAP transformó su operación para implementar nuevos estándares de salud y seguridad. El Aeropuerto Ezeiza de Buenos Aires «junto con nuestros aeropuertos en Brasilia, Guayaquil y Galápagos se encuentran entre los primeros 100 aeropuertos del mundo que han obtenido la acreditación de salud aeroportuaria recientemente lanzada por el [Consejo Internacional de Aeropuertos] ACI», afirmó Eurnekian. La empresa obtuvo la misma acreditación para Montevideo en diciembre, mientras que Pisa y Florencia fueron los primeros aeropuertos de Italia en recibir una certificación independiente de protocolos sanitarios.

Eurnekian también ve algunas señales alentadoras en el horizonte. “Hemos visto una mejora mensual gradual en el tráfico de pasajeros, el volumen de carga y los movimientos de aeronaves desde mayo. Esto se debió principalmente a las mejores tendencias en Brasil, que continúa recuperándose; respaldado además por una mayor actividad en Italia durante el verano ”, afirmó. Los movimientos de aeronaves, por ejemplo, alcanzaron 60,1 mil en el 3T20, una disminución del 73,4% interanual, pero más del doble de 28,5 mil en el 2T20.

El CEO y su equipo son muy conscientes de que los buenos tiempos aún no han llegado, ya que nuevos brotes en Europa podrían retrasar la recuperación de la industria. “A largo plazo, nuestra visibilidad sigue siendo baja con una recuperación sostenida sujeta a que los consumidores ganen confianza en los protocolos de salud que han sido establecidos por la industria de viajes aéreos en todo el mundo, el levantamiento progresivo de las restricciones gubernamentales, la disponibilidad generalizada de vacunas y condiciones económicas mejoradas en general. «

Por el momento, abrocharse los cinturones de seguridad y hacer las cosas bien parecen ser la fórmula del éxito futuro, plenamente desplegada por esta empresa argentina.

Related

Andrés Pastrana y otros líderes de América Latina analizan el futuro de la región en esta época de transiciones en el lanzamiento del libro...

En el marco del lanzamiento del libro América Latina: la visión de sus líderes de Andrés Rugeles

Esports en evolución: desafíos y oportunidades en el Horizonte de una industria cambiante