LOADING

Type to search

“Trabajar de manera distina”: CEO de Credicorp Capital

Share

No todos los CEOs pueden decir como Eduardo Montero de Credicorp Capital, que 2020 fue un año bueno. A final del año habían cumplido el 90% del presupuesto de utilidad neta. Su fórmula, “trabajar de manera distinta”, dijo en entrevista con Latin Trade.

La gran lección del año que terminó es la de “siempre estar preparados para poder hacer cambios”. Para muchos, infortunadamente, ese propósito es más un slogan que el encabezado de una lista de cosas para ejecutar, como lo fue en Credicorp Capital, el banco de inversión peruano que surgió de la consolidación de Credicorp Capital Perú, IM Trust de Chile y Correval Colombia. La firma administra activos por más de US$56.000 millones.

Trabajar de manera distina: Lo que funcionó bien

Al inicio de la pandemia aceleraron su proceso de consultas y rediseño estratégico interno. El Comité de Gestión que reunía todos los miércoles a los jefes de cada país, empezó a juntarse diariamente para tomar decisiones consensuadas frente a la adecuación del negocio.

De otra parte se fortaleció el proceso de comunicación interno. Una vez al mes Eduardo Montero se reunió con toda la compañía en sesiones virtuales para contar cómo iban los resultados, los proyectos y para promover el cuidado de la salud de todos. Con esto se consiguió tener al final del año lo que muchas empresas tienen como un deseo lejano: “un alineamiento estratégico fortísimo”, dijo. Calificó la herramienta de la comunicación interna de “súper potente”, porque alinea a la totalidad de la organización alrededor de las prioridades corporativas.

Por eso fue más fácil hacer un cambio de tecnología y una tarea de rebranding, que son tareas que son difíciles en tiempos de normalidad absoluta.

La pandemia obligó al sector financiero a acelerar sus planes de digitalización. “Nuestra compañía está en cinco países y vimos que todos podían estar mejor en sus casas por protección y salud”, afirmó. En dos semanas los 1.800 empleados de Credicorp Capital estaban trabajando de manera remota, sin perder conexión entre ellos ni con sus clientes a los que pudieron reencontraron rápidamente por canales virtuales.

Al poco tiempo descubrieron que este sistema era muy productivo, incluso para conseguir reuniones con clientes que antes estaban de viaje.

El plan de digitalización de Credicorp requería cambiar los modelos operativos de los tres países para convertirlos en uno único y un proyecto para facilitar la apertura de cuentas y la vinculación de clientes nuevos (onboarding), que era una de las dificultades más sentidas por los usuarios. Además demandaba un programa de administración de datos más eficaz para mejorar la información que empleaban de cara a los clientes.

Estas iniciativas digitales contaron también con el viento a favor en las entidades de regulación de Perú, Chile y Colombia. “Están muy Interesados. Se avanzó a una velocidad increíble”, dijo. Esto no es usual, sobre todo porque las arquitecturas legales son bien diferentes en los países andinos. De hecho Montero confesó estar sorprendido con la actitud abierta de los reguladores.

Como ocurrió en otros lados, después del golpe a los ingresos de marzo, se rearmaron las piezas de los planes empresariales y se empezaron a recuperar, poniéndoles todo el vapor a los proyectos que estaban sobre la mesa. Eso ocurrió con la digitalización y con el proyecto de su  nueva marca, que lanzaron al mercado sin ningún sobresalto, de forma virtual, al final del año.

Pasó también con su conferencia anual de inversionistas que era un evento presencial de dos días. En 2020 lo hicieron totalmente virtual y consiguieron cifras de participación y de satisfacción mejores que las de los años anteriores.

El 2021

El camino no fue necesariamente sencillo. Hubo muchas pruebas y errores, confiesa Montero. En el Perú la situación se hizo más compleja con el cambio de presidente del país en noviembre.

Es optimista frente a este año. Espera sea el de transición, en el que se recupere el paso para que en 2022 se regrese a una situación más o menos normal.

Piensa que hay algo de incertidumbre con la reforma constitucional en Chile, pero mayor tranquilidad en el Perú. Dijo que el presidente Sagasti es una persona seria, que tiene claro su papel en el proceso de transición política y que no emprenderá reformas radicales para plazos cortos. Dejará, señaló, que sea el nuevo gobernante el que haga ajustes y mejoras.

 

Le podría interesar: Serie de podcasts de bancos latinoamericanos.

Tags:

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top of page