LOADING

Type to search

Prioridades corporativas vistas desde el epicentro de la crisis: SAP (Abierta)

Share

Monitorear la cadena de proveedores y cómo prepararse para “volver”: Entrevista desde Madrid con Carlos Mercuriali, SAP Procurement Solutions.

Para efectos globales, es como si Carlos Mercuriali viviera hoy en el futuro. Él es Gerente General de SAP Procurement Solutions para Europa del Sur, Oriente Medio y África y vive en Madrid donde la pandemia de COVID-19 está quizás en su pico más alto. Ese pico llegará a las Américas en dos o tres semanas.

“A mí no me va a pasar. Es lo que muchos piensan”, dijo desde esa atalaya, infortunadamente privilegiada que tiene para entender lo que les puede ocurrir a las empresas americanas en los días que vienen. Cuando el caso estaba en China y en Italia no era del todo claro para los empresarios españoles que tocaría tan fuerte a su país. Pero lo hizo con un rigor impresionante.

Superada la emergencia inicial de conseguir máscaras, de reubicar a los empleados en sus casas y de seguir operando, las empresas grandes deben moverse rápidamente a entender y vigilar como mantener la operación activa de la empresa, el estado de su cadena de suministros, revisar los márgenes operativos, tomar decisiones rápidas con relación al personal y asignar los presupuestos a los proyectos con mayor prioridad para la supervivencia del negocio.

Muchos de sus proveedores de bienes o de servicios pueden quedarse sin financiamiento, despedir a sus empleados, imposibilitados en producir o entregar sus servicios como también quebrar en cualquier momento. No hay lugares intocables, de modo que no es sensato confiarse en que no le ocurra a un proveedor. Lo importante es pensar en cuáles son los proveedores críticos y necesarios para que una organización puedo continuar operando, dijo.

Las empresas grandes deben monitorear constantemente el estado de sus proveedores críticos y asegurarse que estos puedan atravesar la crisis. Muchos de ellos pueden seguir operando, pero pueden tener problemas de operación por las condiciones nuevas de trabajo remoto o por falta de personal. Hay que pensar en herramientas de tecnología que faciliten esa tarea crucial.

Las restricciones logísticas de estos días hacen que el aprovisionamiento tenga más dificultades. Para quienes continúan operando durante la crisis como es el caso de algunos supermercados, la dificultad no está solo en conseguir que la cadena de suministro se mantenga funcionando sino también la logística para transportarlo en tiempo y pasar por los controles sanitarios, entre otros, señaló.

En medio de las dificultades, también es el momento de pensar en “cómo volver”, dijo. Al final de la crisis sanitaria puede quedar un escenario en el que haya menos proveedores y menos empleados. Es necesario identificar desde ya, las herramientas tecnológicas que ayuden a reclutar talento, a hacer nuevos contratos temporales y a vincular proveedores rápidamente.

Finalmente, el ejecutivo se hizo una serie de preguntas. ¿Cómo debemos prepararnos para el fin de la crisis sanitaria y económica? ¿Cómo controlar la salud y seguridad en la operación de la organización? ¿Cómo garantizar la operación, los KPIs, la seguridad de los datos en un escenario de trabajo remoto y distribuido? ¿Que cosas cambiaran en la industria?

Todas son tareas difíciles que por la experiencia que tiene Carlos Mercuriali, la recomendación es trabajarlas desde ya. Las empresas de las Américas están ante una transformación digital a marchas forzadas que no la manejan el CEO ni el CTO, sino infortunadamente, el COVID-19.

Tags:

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top of page