LOADING

Type to search

Share
Por Élida Bustos Cuando ya se respiraba alivio en Buenos Aires por un inminente acuerdo de último momento con los fondos buitre para evitar el default, el miércoles 30 por la tarde, tras el cierre de los mercados, el ministro de economía Axel Kicillof, daba por tierra en Nueva York con la expectativa. “No podemos firmar cualquier cosa”, dijo en una extensa y reiterativa conferencia de prensa. Y una vez más, con una calma y presencia poco creíble para un ministro que está anunciando que su país va al default, cargó las tintas contra el juez Thomas Griesa cuyo dictamen […]
To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page