LOADING

Type to search

“Brasil no es para principiantes”

Share
Welber Barral, ex secretario de Comercio Exterior de Brasil, habla de cómo su país hace que hacer negocios sea un desafío.

Los desafíos de hacer negocios en Brasil son legendarios. Miles de trámites burocráticos, las historias de terror del papeleo, la deficiente infraestructura y otros desafíos ayudan al país a ubicarse en el puesto 116 de 189 en el informe de Facilidad de hacer negocios del Banco Mundial (Ease of Doing Business). A pesar de ser la segunda mayor economía del continente, y la séptima economía más grande del mundo, el país sigue siendo un lugar difícil para los inversionistas y los empresarios.

O, para resumir: "Brasil no es para principiantes", dijo Welber Barral, ex secretario de Comercio Exterior de Brasil y actualmente socio gerente de Barral M Jorge Consultores en Brasilia. Al hablar ante una reunión de la del centro de Política Hemisférica de la Universidad de Miami, Barral se refirió a la burocracia abrumadora que aqueja a Brasil, los efectos negativos del proteccionismo y un real sobrevaluado, además de la urgente necesidad de reformas en la educación y los impuestos, todos los cuales hacen de Brasil un lugar difícil para hacer negocios, y que han frenado el crecimiento en los últimos años. Si bien el país llegó a tener tasas de crecimiento en torno a un 8 por ciento en la última década, el crecimiento desde entonces ha crecido lento.

"Brasil necesita 40.000 ingenieros sólo para el sector de petróleo y tiene cuatro tipos de impuesto al valor agregado." ¿Cómo se explica eso a los extranjeros?”, preguntó.

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.

Next Up

Scroll to top of page