LOADING

Type to search

Share
Año tras año el comercio con China se está desacelerando, pero todavía hay algunos casos de éxito regionales.

El crecimiento del comercio bilateral latinoamericano en la década pasada fue fenomenal. De 2000 a 2011, el comercio bilateral total creció un total de 2.310 por ciento, de US$10.000 millones a US$241.500 millones. Este enorme crecimiento ayudó a la región a experimentar el fuerte crecimiento económico de la "década de oro", ya que la demanda impulsó al alza los precios de las materias primas, y China resultó ser un voraz consumidor de las exportaciones de la región.

Sin embargo, las últimas estadísticas del comercio entre China y América Latina muestran que los buenos viejos tiempos se han ido. En 2013, el comercio bilateral entre América Latina y el gigante asiático creció sólo un 0,6 por ciento respecto al año anterior. El comercio bilateral es ahora de sólo US$257.000 millones y las exportaciones a la región crecieron sólo un 0,2 por ciento y las importaciones de la región soloaumentaron un 1,1 por ciento.

"Esta es una disminución significativa de la rápida expansión del comercio observada durante la mayor parte de la década pasada y puede reflejar, en cierta medida, la desaceleración del crecimiento económico de China en general", dijo el profesor R. Evan Ellis, un experto en las relaciones chino-latinoamericanas y miembro del Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa, y colaborador habitual de la sección de opinión de Latin Business Chronicle. También compartió otras ideas sobre los patrones comerciales cambiantes entre China y la región.

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Previous Article
Next Article

Next Up

Scroll to top of page