LOADING

Type to search

Share
Después de años de superávit comercial, América Latina ahora importa más de Europa de lo que le exporta.Los volúmenes de comercio cayeron un 5,5 por ciento frente al 2012.

El comercio entre América Latina y Europa ha sido un reto recientemente. La crisis financiera global, con la austeridad y la contracción económica que siguió en Europa, golpeó la demanda en el Viejo Continente, lo que se traduce en menos demanda de las materias primas de América Latina. Sin embargo, la demanda de América Latina de los productos europeos - principalmente maquinaria, productos químicos y otros productos manufacturados - continuó ganando fuerza en medio de un fuerte crecimiento económico. En 2012, Europa registró un superávit comercial con América Latina por primera vez en décadas - una tendencia que continuó en 2013, según los últimos datos de Latin Business Chronicle.

Los datos de LBC muestran que el comercio bilateral entre ambas regiones alcanzó los €213.300 millones (US$293.000 millones) el año pasado -5,5 por ciento menos que en 2012. Los europeos exportan un 15 por ciento más de lo que importan de la región – €114.500 millones frente a €98.800 millones- o un superávit de casi €16.000 millones (US$22.000 millones).

La mayor parte del comercio de Europa con América Latina fue con Brasil con un valor de €73.100 millones (US$ 100.000 millones) que representa casi un tercio del comercio de Europa con la región. La Unión Europea - considerada en su conjunto - es el mayor socio comercial de Brasil tanto en términos de importaciones como de exportaciones, mientras que Brasil es el noveno socio comercial más grande de la UE.

No es de extrañar entonces que Brasil haya tratado recientemente de cerrar un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, el bloque comercial del que es un miembro junto con Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela. En conjunto, los países del Mercosur envían el 20 por ciento de sus exportaciones a la UE - que es su mayor socio comercial, mientras que el bloque comercial representa el 3 por ciento del comercio total de la UE. En el acuerdo, Brasil y otros países del Mercosur tendrán acceso a nuevos mercados para su eficiente sector agrícola y los países europeos tendrán un nuevo mercado para sus productos manufacturados y un nuevo impulso para sus economías.

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page