LOADING

Type to search

Operación de divisas en el mercado negro: ¿vale la pena el riesgo?

Share
Cambiar dólares por la moneda local en Venezuela y Argentina puede tener sentido, pero primero considere cuidadosamente todas las opciones.

Los viajeros de negocios que llegan a Venezuela y la Argentina aprenderán rápidamente que cambiar dólares estadounidenses o euros por la moneda local en el mercado negro se ha convertido en parte arraigada de las rutinas diarias. Como resultado de las difíciles condiciones económicas de ambos países, los tipos de cambio se disparan o fluctúan incontroladamente y muchos visitantes simplemente abandonan cualquier intento de cambiar divisas en froma legal. Antes de decidirse a incursionar en estas transacciones técnicamente ilegales, sin embargo, es importante evaluar con cuidado los riesgos y recompensas de apostar al mercado negro.

Tarjeta de crédito o reembolso de la compañía: manténgase en el plano oficial
Para los viajeros corporativos habituales que ya sea se benefician de una generosa tasa diaria de reembolso de su compañía o que simplemente pueden poner todos sus gastos en la tarjeta de crédito de su empresa, tiene sentido evitar completamente las posibles  trampas del mercado negro. Incluso en Venezuela, donde el alto costo de gastos básicos como la habitación del hotel, cenas y traslados en taxi hace que los viajes de negocios a Nueva York o Londres parezcan directamente baratos por comparación, el riesgo de operar en forma ilegal probablemente supere el beneficio de importantes ahorros en los gastos diarios.

Presupuesto más ajustado: considere cambiar en el mercado negro en Venezuela
Para quienes tienen un presupuesto más ajustado, sin embargo, los ahorros de un 50% a un 75% que los cambistas del mercado negro proporcionan pueden sumar rápidamente montos importantes. Según Xpatulator.com, un sitio que evalúa el costo de vida en 732 ciudades del mundo, Caracas se clasifica como el séptimo lugar más caro de la Tierra. Como el bolívar venezolano está muy sobrevaluado, actualmente al tipo de cambio oficial se necesitan 4,3 bolívares para comprar 1 dólar de EEUU. Dada la insaciable hambre de dólares y euros que hay en el país, para sumas de US$1.000 o más, en el mercado negro se pueden obtener tipos de cambio de cuatro o cinco veces el nivel oficial. Aun para un monto significativamente menor, quienes poseen los codiciados dólares o incluso euros pueden recibir dos o tres veces más bolívares de lo que permitiría el tipo de cambio oficial.

Los viajeros que lleguen a Maiquetía, el aeropuerto internacional de Caracas, serán rápidamente abordados e invitados a cambiar divisas si proyectan aun la más leve apariencia de un empresario o un turista extranjero. Durante una estadía típica en el país,  estos visitantes serán abordados una y otra vez e invitados a cambiar dólares a una tasa muy beneficiosa. Una discreta averiguación con el botones del hotel o un conductor de taxi también abrirá la puerta al tipo de transacciones del mercado negro.

En la Argentina: el mercado negro ofrece una pequeña ventaja
En la Argentina, el costo de vida no está tan inflado. Por lo tanto, aunque existe la misma estructura básica de operación de divisas no oficial, los beneficios financieros de las incursiones en el mercado negro, comparados con la situación en Venezuela, son algo más modestos. La moneda argentina actualmente se cambia a algo menos de 5 pesos por 1 dólar de EEUU. La tasa del mercado negro, de alrededor de 7 pesos por dólar, representa un beneficio de aproximadamente 40%.

Evite ilegalidades negociando para pagar en dólares
Una práctica común que prescinde de la indiscutible ilegalidad del mercado negro es ofrecerse a pagar por bienes y servicios con dólares. Si la oferta es aceptada -y dada la alta demanda de la moneda estadounidense a menudo lo es-, la tasa en la Argentina generalmente cae entre el tipo oficial y el del mercado negro, produciendo un beneficio neto de cerca de 20%. En Venezuela puede esperarse más del doble de ese monto.

Antes de decidirse a cambiar divisas en el mercado negro, considere los riesgos y beneficios, y recuerde siempre que es ilegal. Pero al igual que el cruce imprudente de una calle, muchos lo hacen sin pensarlo dos veces.

 

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Previous Article
Next Article

Next Up

Scroll to top of page