LOADING

Type to search

Latinoamérica: Salas de aeropuertos

Share


Una mirada más cercana a las grandes diferencias entre los salones de la región

 

POR MARK CHESNUT

 

La misión básica de cualquier sala VIP de aeropuerto es relativamente simple: suministrar un oasis de calma en el corazón de una terminal frenética; un lugar donde los viajeros hostigados puedan relajarse, trabajar y aguardar su próximo vuelo, lejos de las cada día más enloquecidas multitudes de las puertas de embarque. Pero la forma en que los operadores de estas salas enfocan su tarea está lejos de ser pareja, en especial en Latinoamérica. Los servicios y la ambientación varían de una ciudad a otra e incluso dentro de la red de una misma aerolínea. Uno llega a un aeropuerto y puede comprar un pase de un día para un club VIP de una aerolínea, incluso si está volando en clase turista. Pero cambia de aviones y aerolíneas en otra terminal, y tal vez sólo merezca ser admitido si está volando bien adelante en el avión. Podría refrescarse con una ducha gratis en un área VIP, en tanto en otra sólo le ofrecerán una galletita y un refresco.

 

“En conjunto, los salones de aeropuerto en Latinoamérica todavía no son demasiado buenos cuando se los compara con los de Asia y Europa”, dice Herman Bern, Jr., director general de Bern Hotels and Resorts, de la Ciudad de Panamá, firma que posee una cantidad de grandes hoteles. “Muchos adoptan el modelo de los salones de aerolíneas de Estados Unidos, y los encuentro muy fríos y poco invitadores. La iluminación siempre es terrible, y parecen más oficinas que salones”.

 

INQUIETUD POR BRASIL

 

La situación es especialmente preocupante en Brasil, según ...

 

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page