LOADING

Type to search

Share
En un caluroso día de mayo, el ejecutivo canadiense minero Clive T. Johnson viajó a La Libertad, un pequeño asentamiento en las montañas del centro de Nicaragua, para reabrir oficialmente las minas de oro que habían sido nacionalizadas por el gobierno sandinista en los años 80.
To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page