LOADING

Type to search

El Mundo Ha Cambiado

Share
Ahora más que nunca, las empresas latinoamericanas necesitan inovar y recalibrar.

POR HERNAN RINCON

El mundo ha cambiado. En el ámbito de los negocios y la economía, es así de simple. Así de concreto.

Esa es la conclusión a la que llegué luego de leer un interesante post del consultor en temas de marketing y negocios  Steve Yastrow en el blog de otro destacado economista, Tom Peters, en donde llevaba el debate más allá de la bizantina discusión sobre la existencia o no de una verdadera recesión económica en Latinoamérica y el resto del mundo.

Más bien la idea es que no estamos en una recesión. Sino que en una recalibración. Todo es diferente ahora, estamos enfrentándonos a una nueva economía, un nuevo status quo.

Y es aquí donde surge la gran pregunta: ¿Y cómo está su empresa en esta recalibración? ¿Está preparada?  

El primer reto es asumir el cambio de escenario. No es cuestión de sólo apretarse el cinturón y bajar los costos esperando a que el mercado se recupere. Pasada esta coyuntura, el entorno  será otro. Los competidores serán distintos y sus clientes diferentes. Y aquellos que no hayan re-calibrado su negocio estarán en dificultades.  

En momentos de recalibración los cambios son más profundos de lo que parecen y hay que saber leerlos. Si no, observe cómo Internet ha cambiado nuestras vidas. Desde mediados de los 90, los sistemas de acceso inalámbrico de banda ancha (BWA) han sido exitosamente empleados alrededor del mundo, particularmente en países en desarrollo, incluyendo porciones de Latinoamérica, donde la infraestructura tradicional de las telecomunicaciones se está quedando atrás, lejos de la demanda de, incluso, los servicios básicos de conectividad y comunicaciones. Internet ha cambiado nuestras vidas – acceder a la red significa estar conectado con otros y disponer de información global. Se está haciendo cada vez más difícil tener éxito en este mundo sin ese acceso.

Un ejemplo muy claro, lo vimos con la reciente implementación de una nueva red de  comunicaciones unificadas por El Consejo Nacional de Trabajadores del Instituto del Fondo de Vivienda (Infonavit), en México, que ofrece a las empresas herramientas integrales para realizar mensajes instantáneos, presencia y VoIP (Voz sobre Protocolo de Internet, también llamado Voz sobre IP, VozIP o VoIP, por sus siglas en inglés), además de conferencias de video y audio.  

El cambio, no solo ha simplificado las comunicaciones de los empleados, sino que además está ofreciendo nuevas herramientas de colaboración entre los trabajadores y ha añadido unos 30 minutos adicionales de productividad por día a los empleados de Infonavit.

El segundo desafío es entender cómo han cambiado sus clientes en una economía globalizada e interconectada. Piense en conversaciones, en diálogos con sus clientes y grupos de interés, y en un lenguaje 2.0, es decir, en un lenguaje totalmente formulado en el nuevo entorno digital.  En donde la comunicación está centrada en los principios de identidad de las personas y las relaciones entre ellas en el mundo online.

Es sintomático ver que en esta nueva economía, por ejemplo, sólo tres de cada cuatro empresas en los Estados Unidos afirman tener un sitio web corporativo, de las cuales sólo el 11 por ciento ofrecen la posibilidad de realizar ventas a través del sitio; 28 por ciento aceptan el registro de pedidos en línea; y escasos 21 por ciento utilizan otros sitios o portales de terceros para comercializar sus productos en línea.

Ante estos escenarios, piense ahora en su empresa. ¿Está recalibrada? ¿O está en camino a recalibrarse? 

La respuesta está en la innovación. ¿Innovar por qué? Porque permite a las organizaciones encontrar nuevas respuestas a problemas complejos, como operar con mayor eficiencia y efectividad, o incluso, generar nuevos modelos de negocios que se adapten a la nueva realidad.  

Piense cómo las tecnologías de información (TI) pueden ayudarlo innovar. Las TI hoy son una parte central de nuestra vida cotidiana, de cómo trabajamos, aprendemos y nos comunicamos. Desde utilizar la tecnología para mejorar el desempeño de sus empleados; crear mayor colaboración entre su planta laboral y su comunidad, y analizar o servir a las necesidades sus clientes; hasta como se aprovecha para ahorrar costos. Por ejemplo, las empresas que utilizan herramientas de  comunicaciones unificadas pueden llegar a ahorrar hasta un 30 por ciento en gastos de de telecomunicaciones.   

Es el minuto de la recalibración. Las empresas que entiendan esto y sepan reconocer la oportunidad no sólo sobrevivirán este periodo, sino que surgirán como los líderes de la nueva realidad.  

¿Y su empresa? ¿Está recalibrada? No se olvide que el mundo está cambiado, y seguirá cambiando.  

Hernán Rincón es presidente de Microsoft Latinoamérica. Esta columna fue escrita para Latin Business Chronicle.

 © Copyright Latin Business Chronicle

 

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page