LOADING

Type to search

Diario Las Americas, USA, April 7, 2009

Ejecutivos en Latinoamérica mantienen el optimismo

A PESAR DE LA CRISIS ECONOMICA

Servicios y redacción de Diario las Américas

En el contexto de la volátil economía global y reportes de una lenta recuperación, las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES), consideradas el cimiento de la economía Latinoamericana, mantienen el optimismo en sus proyecciones, según el UPS Busines Monitor Latin America (BMLA).

Dicha encuesta señala casi la mitad de las PyMES prevén una mejora en la economía en sus compañías al cabo de los siguientes 12 meses.

La respuesta a la recuperación económica podría materializarse en un incremento del comercio global, o por lo menos así lo sugiere el estudio con el 50 porciento de los ejecutivos que pronostican un crecimiento en el comercio dentro de la región Latinoamérica (51%), y de ésta con Asia-Pacífico (45%).

Ahora, en su tercera edición, el UPS BMLA encuestó a más de 900 ejecutivos de alto nivel de las PyMES en ocho países de América Latina, para obtener ideas, opiniones, actitudes y prácticas de los tomadores de decisiones de las PyMES en toda la región.

En comparación con los resultados del año pasado (84%), se ha producido un descenso significativo en el optimismo para los próximos 12 meses, aunque la mayoría de las PyMES encuestadas (47%) consideran que todavía estarán en una mejor situación económica a finales de 2009. La otra mitad considera que su situación permanecerá igual (30%) o empeorarán (20%). En la mayoría de los países encuestados se obtuvieron opiniones positivas en este rubro, principalmente en Colombia (62%), Brasil (54%), República Dominicana (54%) y Costa Rica (51%).

“Los resultados obtenidos a partir del último estudio del BMLA demuestran que, aunque las PyMES de América Latina están pasando por un clima de negocios difícil, se espera que continúen su línea de crecimiento”, señaló Stephen Flowers, Presidente de UPS Américas. “Este año el Business Monitor está orientado a proveer a las empresas de la región con una herramienta estratégica para fortalecer sus planes una vez que las condiciones económicas hayan mejorado”.

Considerando los fuertes lazos económicos de América Latina con los Estados Unidos (EE.UU.), no es sorprendente que una abrumadora mayoría (69%) estima que el debilitamiento de economía de aquél país tendrá un impacto negativo para sus negocios durante el año. Además, seis de cada diez (61%) visualiza que no habrá una mejoría en la situación económica de su vecino del norte hasta el año 2010, aunque, si México se mantiene en el camino, la mejora podría llegar más rápido en 2009, de acuerdo a las respuestas del 49% de los encuestados.

En línea con la preocupación por una desaceleración económica que afecta a sus empresas, 59% de los encuestados manifiestaron la intención de mantener su número de empleados en el curso de los próximos 12 meses, mientras que otro 11% señaló planes para reducir la nómina. Sólo el 28 por ciento de las PyMES encuestadas anticipa contratar más personal, con Brasil liderando la tendencia hasta por un 38%. Sin embargo, más de la mitad (51%) prevé que tendrá dificultades para encontrar candidatos calificados para ocupar las posiciones abiertas.

El estudio también informa sobre las principales inversiones identificadas entre las PyMES encuestadas. Aproximadamente el 27 por ciento de las inversiones estarán enfocadas a Mercadotecnia y Ventas, en los próximos tres años, lo cual la ubica como la prioridad más importante, mientras que Infraestructura, Tecnología de la Información e Investigación para el Desarrollo de Productos, fueron identificadas como áreas clave de enfoque.

El sector de Tecnología, Información y las Telecomunicaciones, presentan el mayor potencial de crecimiento para las PyMES en América Latina al obtener el 61 por ciento de todas las respuestas, seguido por la Agricultura (35%), el Transporte y la Logística (34%), y la Hospitalidad y el Turismo (31%).

Optimismo por el Comercio

Más de la mitad (53%) de los ejecutivos de alto nivel de las PyMES en América Latina están de acuerdo en que el comercio mundial impacta positivamente su negocio. De hecho, la mayoría (51%) prevé un crecimiento continuo en el comercio, especialmente en América Latina sobre todas las demás regiones, seguida de cerca por el comercio con los países de Asia y el Pacífico (45%). Un 28 porciento observó disminución en las PyMES sobre las posibles perspectivas de comercio con América del Norte.

En 2008, América Latina alcanzó un nuevo récord de comercio con un estimado de USD$ 2 triillones, con un incremento del 20.3 por ciento a partir de 2007, de acuerdo con un análisis del Latin Business Chronicle y nuevos datos de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL). Según el mismo análisis, el fuerte aumento de las exportaciones ayudó a impulsar las reservas internacionales a USD$ 508.5 billones en 2008. Sin embargo, el déficit comercial entre los EE.UU. y América Latina disminuyó rápidamente año tras año por más de 69 por ciento en enero de 2009, según un reciente informe de la Oficina del Censo de los EE.UU.

Adicionalmente, en América Latina destacó que, entre las PyMES encuestadas en la Región Américas, el 65 porciento (588) realizan comercio internacional, en comparación a sus contrapartes en EE.UU. (22%) y Canadá (19%). Este resultado demuestra que las PyMES de América Latina entienden la importancia de participar a escala global para ser competitivos en la economía actual.

Aunque los resultados del BMLA III indican que la mayoría de las PyMES encuestadas cree que el comercio mundial es benéfico para sus negocios y un gran porcentaje de ellas están participando en aquél, todavía se perciben varios obstáculos por parte de los ejecutivos para entrar en el mercado mundial. Según los ejecutivos encuestados, los costos relacionados con el comercio mundial representan la mayor barrera para ingresar a este campo, mientras que el proceso aduanal se percibe como el segundo mayor obstáculo.

“Como la compañía más grande del mundo de entrega de paquetes y servicios de cadena de suministro, UPS está bien posicionada para fortalecer el comercio, no sólo dentro de América Latina, sino al interior de la región y entre los principales actores globales, como los EE.UU., Europa y Asia, a través de su red mundial integrada”, indicó Flowers. “UPS frecuentemente trabaja con varios gobiernos a fin de estimular la confianza económica entre las empresas y los consumidores, promoviendo la confianza en la economíael mercado y el comercio en toda la región de América Latina”.

Original link

 

 

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page
Begin Zoho Tracking Code for Analytics