LOADING

Type to search

Mercado, Argentina, August 18, 2008

Share
Expectativas inflacionarias decrecientes, gran oportunidad para normalizar el INdEC

La universidad Torcuato Di Tella le dio una buena noticia a Cristina Kirchner: la expectativa de inflación a un año vista encuestada bajó en promedio al 25 % anual. Una oportunidad de sacar a Moreno del INdEC lo pide hasta Defensa- y tornarlo fiable.



En momentos en que las calificadoras de riesgo internacionales, como Standard & Poor´s y Moody´s, bajan aún más la nota al país y en analista de esta última, Gabriel Torres, destaca como causa "la falta de datos creíbles sobre la inflación genera dudas sobre la capacidad y voluntad del gobierno para pagar su deuda", la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella difunde una expectativa interna favorable hacia el descenso de los precios entre este mes y el mismo del año que viene.

En efecto, el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella presentó los resultados de la Encuesta de Expectativas de Inflación (EI), según los cuales las expectativas de inflación del público para los próximos doce meses descienden a 25% conforme a la mediana de respuestas y se ubican en 30,7% según el promedio.

La importancia de la percepción ciudadana sobre la marcha real de la economía proyectada un año se finca en que surge de una encuesta mensual de 1200 casos que realiza Poliarquía para el departamento universitario aludido.
La pregunta relevada fue: comparando los precios de ahora con los de un año hacia delante, ¿alrededor de qué porcentaje espera que, en promedio, los precios suban en los próximos doce meses?

Otro dato a tener en cuenta para medir el alcance de una conclusión optimista como la que transmite es que la encuesta fue encargada por un área creada en 1995 gracias al aporte de un grupo de bancos nacionales y extranjeros con la misión de generar análisis de primer nivel en el área de finanzas aplicadas, y que el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella ha sabido reunir a lo largo de los años un importante núcleo de expertos internacionales en mercados financieros emergentes.

La fuente especializada, que por su conformación bien pudo haber estado comprendida en la acusación de la Casa Rosada a un "establishment" que supuestamente no le perdona la negociación de la deuda, demuestra que las expectativas de inflación de la gente se han ido moderando, a pesar de la brecha cada vez mayor que separa el índice oficial que mide los precios de la realidad que se palpa en la calle y la desconfianza que la maniobra gubernamental genera tanto adentro como afuera de las fronteras.

En tal sentido, Guido Sandleris, director del Centro de Investigación en Finanzas de la UTDT, señaló que "en el último registro, la inflación esperada para los próximos doce meses por el público presenta una contracción importante si se toma la mediana, que llega a 25% luego de mantenerse durante tres meses en 30%. Al igual que en las dos mediciones previas, el promedio se reduce aproximadamente 2 puntos porcentuales (30,7%), y de esa manera acumula una baja de 6 puntos porcentuales en comparación con el pico alcanzado en mayo de este año."

Sandleris señaló también que "la variación esperada en los precios para el próximo año exhibe una reducción en todas las regiones del país con respecto al promedio de respuestas (aproximadamente 1,5 puntos porcentuales para Capital Federal y el Gran Buenos Aires y 2,9 para el Interior del país). La media cae tanto en Capital Federal como en el interior a 25%, mientras que se ubica en 30% en el Gran Buenos Aires."

El dato fundamental señalado por Sandleris sería determinante para adoptar una decisión en torno del futuro del INdEC: "Si bien se observa una disminución en la brecha existente entre la expectativa de inflación del público en general y el pronóstico que realizan los analistas consultados en el relevamiento de expectativas de mercado (REM) del BCRA acerca de lo que medirá el IPC GBA oficial, la brecha sigue siendo considerable (21 puntos porcentuales de acuerdo a la media), y continúa reflejando las dudas acerca de las cifras oficiales".

La otra conclusión significativa es que la disminución en la inflación esperada se observa también en todos los estratos socioeconómicos, ubicándose, para todos, en 25% según la mediana.

Cuadro externo

A comienzos de esta semana, Standard & Poor's rebajó la calificación de la deuda argentina a "B" desde "B+".

La agencia Moodys la redujo este jueves de positiva a estable, tras la fuerte volatilidad política y el clima "de confrontación" que azotó al país en los últimos meses. El fondo Fitch mantuvo al país en "default restringido".

Moody's atribuyó a la elevada incertidumbre política que se esté afectando cada vez más el entorno para aplicar políticas públicas y afirma que ello exacerba las preocupaciones sobre la capacidad de Argentina para manejar una eventual crisis económica o fiscal.

En el comunicado, advierte que "si los ingresos no logran seguirle el ritmo al gasto, el gobierno tiene poco margen político para mantener superávit presupuestarios recortando los gastos".

La corresponsalía en Washington de La Nación previene que, como en 1999, destacados analistas de Wall Street avizoran graves problemas en la Argentina. Las recomendaciones de los especialistas a sus clientes para que reduzcan sus inversiones en el país incluyen, otra vez, las posibilidades de un default o una reestructuración forzosa de la deuda.

Reproduce párrafos de las recomendaciones de Lehman Brothers a sus clientes: "La Argentina parece deslizarse rápidamente hacia una posición desfavorable con costos prohibitivos de financiamiento, en momentos en que el fondeo es cada vez más escaso. Sin embargo, estimamos toda reestructuración potencial de la deuda improbable hasta 2010".

En su informe titulado "La montaña rusa de la Argentina", Lehman remarcó que "las preocupaciones sobre una reestructuración de la deuda en el corto plazo parecen exageradas". Pero expuso: "Mirando hacia adelante, la pregunta es: ¿será capaz el gobierno de continuar explotando sus ahorros en 2010? Los mercados parecen ser cada vez más de la opinión de que no".

Menciona además La Nación un memorando de la analista del Credit Suisse Carola Sandy: "No vemos la recompra de bonos como un indicio de un cambio fundamental en la política económica".

Para el experto de Goldman Sachs Alberto Ramos, "es bastante paradójico que un país con superávits fiscales gemelos, que aún crece a tasas sólidas y cuyas principales exportaciones han tenido un aumento significativo de los precios desde 2003, aún carece de un acceso directo a los mercados y tiene que pagar un 15% para colocar deuda".

Mucho más duro es el título del explosivo artículo que publicó el jefe de investigaciones de BCP Securities, Walter Molano, en Latin Business Chronicle, un portal de referencia económica: "La Argentina: ¿caen los Kirchner?". Para él, "ya no es una cuestión de "si" los Kirchner serán derrocados, sino de "cuándo" lo serán".

Recuerda La Nación que Molano no les teme a las declaraciones polémicas ni a las furiosas reacciones que les siguen. En abril de 1999 fue quien anticipó que un año después se desencadenaría una "crisis económica total" en el país, mientras que criticaba a sus colegas de Wall Street por mirar hacia otro lado mientras cobraban comisiones con las emisiones de bonos. En 2001 repudió el megacanje de Domingo Cavallo como un "tratado de Versalles", que dejó al país "más cerca de la insolvencia y del desastre".

Según La Nación, Molano cree que, "dada la intransigencia de los Kirchner, sólo es una cuestión de tiempo para que sean echados", lo que podría darse para fines de este año, según cómo evolucionen los factores externos que hoy benefician las cuentas fiscales y los equilibrios locales de poder.

"Desafortunadamente, los cambios abruptos de poder en la Argentina tienden a ser caóticos. Esa es la razón por la cual los mercados anticipan un default aun cuando los indicadores macroeconómicos del país son consistentes", estimó.

Original link

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page