LOADING

Type to search

Nueva Prensa Guayana, Venezuela, August 17, 2008

Share
Crece inquietud en el frente económico de Argentina por vencimientos de 2009ImprimirE-Mail
Escrito por Redacción   
viernes, 15 de agosto de 2008
Image Buenos Aires.- La inquietud crece en el frente económico de Argentina y algunos analistas advierten sobre un eventual nuevo 'default' en 2009, cuando el país enfrente grandes necesidades de financiamiento, luego de haber protagonizado en 2001 la mayor moratoria de la historia financiera contemporánea.

Esta posibilidad está siendo abiertamente discutida en Washington o en Nueva York en los informes de algunos bancos de negocios o de consultoras, aunque relativizado por economistas locales.

"Los mercados se preparan para un default", aseguró esta semana en Latin Business Chronicle, un sitio de internet especializado en el análisis económico latinoamericano, Walter Molano, jefe del servicio de estudios del banco de negocios norteamericano BCP Securities.

En su informe citó la fuerte baja registrada la semana pasada por los bonos de Tesoro argentino, que perdieron un 11%, forzando al gobierno a anunciar un programa de recompra de deuda pública de manera de calmar los mercados.

La decisión del gobierno revirtió la caída de los bonos, aunque sin lograr recuperar la confianza de los mercados.

La agencia financiera Moodys redujo el jueves sus perspectivas sobre la deuda argentina de "positivas" a "estables", a raíz de la incertidumbre que rodea la inflación, en línea con la decisión tomada el lunes por la calificadora Standard and Poor's.

"Esas calificadoras a las que se les pasó por las orejas la crisis de las hipotecas de Estados Unidos, ahora quieren convencernos a los argentinos de que estamos en problemas", respondió en un acto la presidenta Cristina Kirchner.

La supuesta amenaza de default agitada por los mercados, se basa en los vencimientos previstos para 2009, estimados en 20.000 millones de dólares por el ministerio de Economía, de los cuales sólo 11.800 millones están cubiertos por el superávit primario. No obstante, analistas argentinos consideran exagerados esos temores.

Falsos rumores, dicen argentinos

"Creo que los datos no tienen mucha base. Las finanzas están bastante bien", dijo el economista liberal Orlando Ferreres, sin desconocer algunas dificultades.

El economista y diputado opositor Claudio Lozano señaló la existencia de problemas nuevos para los pagos a futuro, pero estimó que "decir que la Argentina está en riesgo de default es una exageración".

"Estos informes buscan orientar una salida ortodoxa y recesiva de la crisis", advirtió.

Según Abram, en caso de dificultad de financiamiento, es probable que el gobierno recurra a las reservas del Banco Central, que superan los 47.000 millones de dólares.

Los vencimientos en 2009 "son más pesados" que los de 2008, reconoció a principios de agosto el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, aunque aseguró que Argentina podrá honrar sus deudas sin problemas.

El ministerio de Economía destacó la semana pasada que Argentina pudo devolver recientemente 2.345 millones de dólares de deuda, "transmitiendo así un mensaje de tranquilidad a los tenedores de títulos".


Oficial: Se desaceleró el crecimiento económico en junio


La actividad económica se desaceleró. En junio último se expandió 6,5%, el crecimiento más bajo en lo que va del año. Además de registrarse esta desaceleración interanual, se constató una caída de 0,8 por ciento frente a mayo último, según informó el viernes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Con este resultado, el primer semestre cerró con una expansión acumulada de 8,1 por ciento, siempre de acuerdo con el organismo oficial.

Los datos corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica que el Indec difunde mensualmente a modo de adelanto del comportamiento del PBI cuya evolución se informa trimestralmente.

Las cifras muestran una desaceleración del ritmo de crecimiento durante junio con relación a los meses previos, que se atribuye a los efectos del conflicto entre el gobierno y el campo y a un aumento de la inflación. Este freno en el ritmo de crecimiento ya podía vislumbrarse a partir de las caídas en los niveles de actividad en diversos sectores que el Indec ya había informado.

La industria tuvo un crecimiento de 1,8 por ciento en forma interanual, con una baja de 4 por ciento contra mayo, revelando un freno en la mayoría de los sectores productivos en especial en la industria alimenticia, cuya actividad cayó 9,9 por ciento.

A su vez, la industria de la construcción sufrió una fuerte caída de 6,6 por ciento con relación a junio de 2007 y de 8,8 por ciento contra el mes anterior. De esta forma el sector pasó de crecimiento de dos dígitos a una expansión de 8,8 por ciento.

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page