LOADING

Type to search

AmericaEconomica, Spain, August 14, 2008

Share
Cristina Fernández se enfrenta a las críticas de Wall Street
Riesgo 'default'
Jesús Álvarez

Las más importantes firmas de inversión de Wall Street han comenzado a advertir a sus clientes de los riesgos de impago en la deuda argentina. Lehman Brothers, Credit Suisse y Goldman Sachs no encuentran en la operación de recompra de bonos anunciada por el Ejecutivo de Cristina Fernández un inicio de un cambio fundamental en la política económica, mucho menos después de conocer las cuestionadas cifras de inflación del INDEC.

Sostenidos por la intervención del Gobierno recomprando deuda, los títulos públicos continuaron en alza ayer, al registrar avances que rondaron el 2%. En el caso de los más emblemáticos, como el Discount en pesos, la subida llegó al 10% en tres días. Sin embargo, numerosos expertos advierten de que esta oleada de compras se mantiene por las fuertes compras de la 'banca oficial' argentina, ya que los inversores privados estarían deshaciendo posiciones ante las advertencias llegadas desde el parqué neoyorquino.

Según los expertos consultados por la prensa local, la corriente de ventas privadas hizo bajar ayer el precio del Discount, el título más negociado de la deuda argentina en circulación, de 106,50 a 105,75 pesos en cuestión de minutos, lo que no impidió que este bono culminara el día con una mejora del 2,26%.

En su último informe sobre la región, titulado La montaña rusa de Argentina, Lehman Brothers asegura que las preocupaciones sobre una reestructuración de la deuda en el corto plazo parecen exageradas. Sin embargo, la firma estadounidense duda de que el Gobierno "pueda continuar explotando sus ahorros en 2010".

Desde Credit Suisse tampoco ven en la recompra de bonos un indicio de un cambio fundamental en la política económica, al igual que Morgan Stanley y Goldman Sachs, que ya ha mostrado su preocupación por el impacto negativo del retroceso reciente en los precios de las commodities agrícolas en las cuentas fiscales y en el desempeño de la economía real.

El diario La Nación, recoge en su edición del jueves un artículo publicado por el jefe de investigaciones de BCP Securities, Walter Molano, en el portal especializada Latin Business Chronicle titulado La Argentina: ¿caen los Kirchner? Para él, "ya no es una cuestión de si los Kirchner serán derrocados, sino de cuándo lo serán".

En abril de 1999, Molano fue quien anticipó que un año después se desencadenaría una "crisis económica total" en el país, mientras que criticaba a sus colegas de Wall Street por mirar hacia otro lado mientras cobraban comisiones con las emisiones de bonos. Ahora, Molano cree que, "dada la intransigencia de los Kirchner, sólo es una cuestión de tiempo para que sean echados", lo que podría darse para fines de este año, según cómo evolucionen los factores externos que hoy benefician las cuentas fiscales y los equilibrios locales de poder.

Críticas al INDEC. Los expertos consultados por Americaeconomica.com coinciden en señalar que para justificar la subida del precio, los tenedores de bonos estarían propiciando los rumores sobre la salida del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Lo cierto es que tanto la oposición argentina como los expertos de la banca privada coinciden en solicitar su marcha y desmentir los datos de inflación proporcionados por el Instituto de Estadísticas y Censos (INDEC). La cifra oficial dista mucho de lo que opinan la mayoría de los expertos, para los que el IPC ronda ya el 25% interanual.

De acuerdo con la medición oficial, en julio la inflación se ubicó en 0,4%, con lo que acumula en los primeros siete meses de 2008 un alza del 5%. Mientras que el INDEC sitúa el dato interanual en el 9,1%, los expertos de Standard & Poor's lo sitúan en torno al 20% y Morgan Stanley va más allá asegurando que estaría cercano al 30%.

La oposición argentina ha aprovechado la publicación de los últimos datos para volver a criticar la gestión del INDEC. El presidente de Unión Cívica Radical (UCR), Gerardo Morales, aseguró que "el Gobierno no afloja con la manipulación de las estadísticas". "El Gobierno tiene falta de apego a la realidad" dijo el senador y agregó "yo creía que la crisis del campo le iba a generar alguna reacción, algún cambio de actitud, pero siguen sosteniendo a Moreno y, lamentablemente, los argentinos vamos a pagar caro la manipulación de los datos estadísticos".

Por su parte, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain, aseguró a la prensa local que las dudas que se plantean "no son beneficiosas para la sociedad''. El titular de la Asociación de Dirigentes de Empresa (ADE), Gastón O'Donnell, aseguró que el índice oficial "no tiene ninguna credibilidad y sólo ahonda los problemas existentes''. El presidente del bloque de diputados oficialistas del Frente para la Victoria (FPV), Agustín Rossi, se sumó a las críticas de la oposición argentina sobre la "poca credibilidad" de las últimas cifras de inflación del INDEC.

Los expertos consultados por este diario han asegurado que esta situación beneficia a Cristina Fernández que evita, de esta manera, críticas directas a su gestión: "La presidenta mantiene en el cargo a Guillermo Moreno, pese a que todo el mundo, incluido personas del propio partido, piden su destitución. Esto es porque forma parte de una estrategia del matrimonio Kirchner que desvía las críticas hacia Moreno y les permite 'respirar' tranquilos".

Pese a que los rumores en la prensa local apuntan a que Moreno podría salir del organismo, los expertos coinciden en que "la presidenta no destituirá a Moreno hasta que se cumplan una serie de condiciones. El Gobierno ya ha comenzado a ajustar precios en servicios como el gas y la luz para que la gente se vaya acostumbrando, pero no podrá dar las cifras reales de inflación hasta que no tenga atado un aumento de los sueldos con los sindicatos".

Original link

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page