LOADING

Type to search

La Prensa, Nicaragua, May 15, 2008

Share
Mario José Moncada
Empeora el clima para los negocios

Nicaragua es el peor país calificado del istmo, según ranking de Latin Business
Mario José Moncada
[email protected]

Nicaragua es el peor país de Centroamérica y el cuarto de Latinoamérica para hacer negocios, como consecuencia de varios factores entre los que sobresale el ambiente adverso que cada día “atiza” el Presidente de la República, Daniel Ortega, contra las empresas nicaragüenses y extranjeras, reveló ayer el semanario electrónico Latin Business Chronicle, de Estados Unidos.

En su Índice Anual de Negocios 2008, que incluye a 19 países de Latinoamérica, Latin Business Chronicle detalló que los países que integran la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), es decir Venezuela, Bolivia y Nicaragua, figuran en el sótano del estudio junto a Haití.

Es decir, son los que prestan las peores condiciones en la región para hacer negocios.

CAE UN PUESTO

Según el balance, Nicaragua ocupa este año la posición 16, frente al puesto 15 que registró en el 2007. Le siguen Bolivia que se ubica en el puesto 17, Haití en la posición 18 y Venezuela en el lugar 19, el último del índice.

Chile es el país latinoamericano con las mejores condiciones para los negocios, mientras que El Salvador lo es a nivel centroamericano, según el índice que mide en cada país evaluado el ambiente macroeconómico y corporativo, el político, la globalización y la competitividad, así como el nivel tecnológico.

“Según nuestro análisis, Nicaragua ha empeorado en categorías como ambiente macroeconómico y político gracias a la inflación alta y la política económica del presidente Daniel Ortega, que cada día se pone peor para empresas locales y extranjeras”, declaró Joachim Bamrud, director en jefe de Latin Business Chronicle, vía correo electrónico al ser consultado por LA PRENSA.

El presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales, confirmó el martes pasado que entre enero y abril la inflación, es decir el alza generalizada de los precios, alcanzó 6.88 por ciento, la tasa más elevada entre los países de Centroamérica para el mismo período.

El año pasado Nicaragua registró la tasa inflacionaria más elevada desde 1998, tras el paso del huracán Mitch, y una de las mayores de Latinoamérica: 16.88 por ciento.

El presidente Ortega ha mantenido constantes ataques contra empresas como las textileras; la distribuidora de electricidad Unión Fenosa y la petrolera Esso, cuyos tanques ubicados en Puerto Corinto fueron embargados el año pasado.

Igualmente ha cuestionado el libre comercio, pese a que el mismo ha fomentado el crecimiento de las exportaciones.

La baja posición de Nicaragua, detalla el informe de Latin Business Chronicle, se debe a que el país tiene el tercer peor ambiente macroeconómico de Latinoamérica, después de Venezuela y Haití; el segundo peor nivel tecnológico, sólo por detrás de Haití y el quinto peor ambiente político después de Haití, Venezuela, Ecuador y Bolivia.

El ambiente político, uno de los más importantes para los inversionistas nacionales y extranjeros, toma en cuenta elementos como las libertades políticas, la estabilidad política, las decisiones gubernamentales para fomentar los negocios, la transparencia y la seguridad.

Chile, que se caracteriza por su creciente apertura al libre comercio, es el mejor país en toda Latinoamérica para hacer negocios. Entretanto Venezuela, donde el presidente Hugo Chávez ha aumentado los controles estatales sobre la economía y ha emprendido la nacionalización de diversas empresas, es el peor calificado.

LOS NÚMEROS HABLAN

Jorge Brenes, gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), indicó que no se puede estar cuestionando el libre comercio, como lo ha hecho Ortega, cuando se ha demostrado que está contribuyendo al aumento de las exportaciones nacionales, con el efecto multiplicador en la economía.

“Los hechos lo demuestran, nos abocamos a lo que ha sucedido. En años anteriores se ha fomentado el clima del libre comercio, con lo cual las exportaciones y la producción han crecido y diversificado, creando canales seguros de comercialización, incluyendo a los pequeños productores”, subrayó Brenes.

Ejemplificó que hace cinco años no habían exportadores de malanga, un tubérculo que ahora se exporta a Estados Unidos y Centroamérica, principalmente por parte de pequeños productores. El quintal del rubro puede pagarse actualmente a más de 300 córdobas, sin embargo valía 40 córdobas cuando no se exportaba.

Las cifras del BCN indican que las exportaciones nicas han pasado de 866 millones de dólares en el 2005, a 1,202 millones de dólares en el 2007, sin incluir los productos de zonas francas.

Manuel Álvarez, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), lamentó que la huelga en el transporte y los hechos de violencia que se han generado, afecten aún más la imagen del país, el clima para los negocios y la economía nacional, que urge cada vez más de inversiones.

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page