LOADING

Type to search

Clarin, Argentina, April 28, 2008

Share
Para los amantes del riesgo, los bonos de la Argentina están a "precios de ganga"
Así opina Malter Molano, de BCP Securities. El reconocido analista para la región cree que es momento de posicionarse en bonos argentinos, al tiempo que alienta a hurgar entre acciones y obligaciones negociables locales. "Si bien la Argentina puede ser la historia más angustiante de América Latina, es también el mercado más subvaluado", dispara, en columna publicada hoy.
Los amantes del riesgo siempre están pendientes de escenarios de crisis para aprovechar. Y si bien no suelen suceder con frecuencia, los bonos argentinos atraviesan hoy una de aquellas situaciones sólo aptas para pocos. En este caso es para quienes tengan espalda suficiente como para esperar que el matrimonio K logre torcer las expectativas de deterioro de una economía que aún cuenta con fundamentos macroeconómicos sólidos, en una escenario de lenta recuperación internacional previsto hacia fines de 2009.

El pesimismo que se viene generando en torno a la política económica y más concretamente la política inflacionaria, unida a la salida del ministro desataron una mini corrida contra el dólar al semana pasada, que afectó también a los bonos y que, lejos de amedrentar, los dejó "a precios de ganga", opina Walter Molano, de BCP Securities.

Molano, en una columna publicada hoy, se mostró "impresionado" por la rapidez con la que actuó la calificadora Standard & Poor's en rebajar la nota de deuda soberana del país del viernes pasado tras conocerse la renuncia del ministro de Economía, siendo el último condimento que faltaba para castigar a los bonos.

"La rápida respuesta de la calificadora a las noticias a la renuncia de Lousteau fue sorprendente", ironozó. Sin embargo, agregó, "pese al sentimiento negativo con el país hay oportunidades en la Argentina" , opina Molano.

Así, los valores en argentina son muy baratos (dirt cheap), y muestran los niveles más bajos desde la reestructuración de 2005. Uno de los más castigados es el Discount en pesos, que el viernes llegó a cotizar a un valor 20% menor que en noviembre de dicho año, momento en que se lanzó al mercado.

Los bonos de descuento indexados por CER, "también tienen rendimientos de cerca de 20%, aun con la inflación subestimada. Y esto quiere decir que podrían subir más, si el Gobierno en un futuro comienza a reportar con mayor precisión lo que sucede con los precios en la Argentina", especula el economista, que augura 19 meses por delante de tranquilidad desde el punto de vista de las cuentas fiscales.

Durante la jornada de hoy, los bonos recuperaron parte de lo perdido la semana pasada, por cerca de 4%. Si bien los niveles de alza son aún son tímidos, considera Juan Diedrich, analista local de Capital Markets, coincide con Molano en afirmar que "la semana pasada los títulos mostraron valores de pánico, coronados con la rebaja de última hora de la nota de S&P en los bonos argentinos".

Sin embargo, recomienda a los argentinos meterse en bonos "sólo si están dispuestos a esperar, sin indigestarse ante cada anuncio de política o movida local y la incertidumbre sobre el rumbo que tomará la política oficial e inflación" .

Sin ser demasiado arriesgados, hasta los Boden 2012 ofrecían esta mañana rendimientos de hasta 20% en dólares, calzados contra operaciones de cobertura del dólar en el mercado a futuro.

Los bonos corporativos y acciones estuvieron también bajo presión, "lo que provee puntos lucrativos para una de las economías de mayor crecimiento en America Latina. Puede que la Argentina sea la historia más angustiante de Latinoamérica, pero es también es la más subvaluada", remata Molano en una columna de consulta por inversores extranjeros.

En un contexto internacional en donde se espera durante los próximos meses que comiencen a hacer efecto las rebajas de tasa de la FED efectuadas recientemente y el paquete fiscal de Geroge Bush en la economía estadounidense, habrá más de uno que no querrá perderse la oportunidad de probar alguna perlita argentina.


Original link
To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page