LOADING

Type to search

Correo, Peru, August 26, 2007

Share
 Candidatos de EEUU y su visión sobre América Latina ??

REPUBLICANOS A FAVOR DE TLC, MIENTRAS QUE DEMOCRATAS RECLAMAN MAS PROTECCION LABORAL

WASHINGTON.
& Los aspirantes republicanos a representar a su partido en las presidenciales del 2008 son más favorables a un Tratado de Libre Comercio (TLC) con América Latina que sus rivales demócratas, señala un análisis realizado por el semanario digital Latin Business Chronicle.
“Una futura administración republicana podría continuar el acercamiento que realizó la gestión del presidente de Estados Unidos (EEUU), George W. Bush, a los acuerdos comerciales... pero un demócrata sería más cauteloso y requeriría cláusulas adicionales en los acuerdos futuros”, indica el artículo.
Explica que los candidatos republicanos Jhon McCain y Mitt Romney serían los principales impulsadores para continuar la política de Bush de afianzar los tratados comerciales con los países de la región.
Esto debido a que el senador McCain ha votado constantemente en favor de los tratados de libre comercio como el NAFTA (firmado con México y Canadá en 1993), Chile en el 2003; y CAFTA-RD (firmado con Centroamérica y República Dominicana en el 2005). También ha mostrado su apoyo para ratificar en el Congreso de EEUU –dominado por los demócratas– los tratados pendientes con Colombia, Panamá y Perú. “Ratifiquemos los acuerdos comerciales con Panamá, Perú, y Colombia para llevar adelante el Area de Libre Comercio de las Américas”.
“Muchos demócratas han abrazado el aislacionismo económico oponiéndose a los acuerdos comerciales con nuestros vecinos democráticos”. “Esta actitud no podría ser más incorrecta. Mi administración reducirá las trabas al libre comercio”, declaró el candidato a la asociación de locutores de Florida. De igual manera, MITT Romney, ex gobernador republicano de Massachussetts, afirmó en varias ocasiones su apoyo para los TLC con América latina. “Tenemos el gusto de ver más acuerdos y mejorar el bienestar económico de nuestra vecindad”, dijo.
El portavoz de campaña de Rodolfo Giuliani, ex alcalde de Nueva York, afirmó por su parte que el candidato –favorito entre los republicanos– tiene una posición a favor del TLC en general. “Rudy rasgará bajo las paredes de los tratados de libre comercio y creará los nuevos mercados para los productos hechos en América”. “Esa filosofía es verdad para las economías americanas y latinas también”, refirió.

Críticos demócratas
Respecto de los candidatos demócratas, el diario indica que Hillary Clinton es la mayor opositora de los pactos comerciales. Aunque ella votó a favor del TLC con Chile, lo hizo contra el CAFTA.
“El CAFTA mina la protección del medio ambiente, incluyendo una carencia de la paridad entre la aplicación de provisiones comerciales y ambientales. También falla en el área de la salud pública porque afectará la capacidad de países en vías de desarrollo de obtener el acceso a medicamentos vitales a un precio cómodo y no cumple con los estándares de trabajo del siglo XXI”. Agregó que: “Los tratados comerciales no significan comercio sin reglas”.
Más asombrosa fue la critica al pacto comercial que Bill Clinton, su marido y ex presidente de EEUU, firmó.“El NAFTA y la manera que se puso en ejecución ha lastimado a muchos trabajadores americanos,” dijo la candidata durante una discusión entre candidatos presidenciales democráticos el pasado 7 de agosto en Chicago.
La postura que tiene el senador Barack Obama es parecida a la de Hillary. “El CAFTA hace poco para proteger el trabajo y hace poco para tratar la aplicación de estándares ambientales básicos en los países centroamericanos y República Dominicana”, escribió en un articulo del Chicago Tribune. También dijo que intentaría enmendar el NAFTA. “Llamaría inmediatamente al Presidente de México y al Premier de Canadá para intentar enmendar el NAFTA, porque pienso que podemos conseguir mejores acuerdos laborales”, dijo.
Sindicatos estadounidenses han sostenido desde hace mucho que los acuerdos con países que no tienen leyes laborales sólidas le han costado sus trabajos a los obreros de EEUU, especialmente a los del sector de manufacturas. ??


MAS DATOS
Importaciones y exportaciones El comercio de EEUU con América Latina alcanzó en los primeros seis meses del 2007 US$266.5 mil millones, un aumento de 2.7% comparados con el mismo período el año pasado. Mientras que sus exportaciones crecieron 4.6% a US$110,2 mil millones, las importaciones de Latinoamérica cayeron por 0.5% a US$156.3 mil millones, según la oficina de censo de EEUU. ??
WASHINGTON.
& Los aspirantes republicanos a representar a su partido en las presidenciales del 2008 son más favorables a un Tratado de Libre Comercio (TLC) con América Latina que sus rivales demócratas, señala un análisis realizado por el semanario digital Latin Business Chronicle.
“Una futura administración republicana podría continuar el acercamiento que realizó la gestión del presidente de Estados Unidos (EEUU), George W. Bush, a los acuerdos comerciales... pero un demócrata sería más cauteloso y requeriría cláusulas adicionales en los acuerdos futuros”, indica el artículo.
Explica que los candidatos republicanos Jhon McCain y Mitt Romney serían los principales impulsadores para continuar la política de Bush de afianzar los tratados comerciales con los países de la región.
Esto debido a que el senador McCain ha votado constantemente en favor de los tratados de libre comercio como el NAFTA (firmado con México y Canadá en 1993), Chile en el 2003; y CAFTA-RD (firmado con Centroamérica y República Dominicana en el 2005). También ha mostrado su apoyo para ratificar en el Congreso de EEUU –dominado por los demócratas– los tratados pendientes con Colombia, Panamá y Perú. “Ratifiquemos los acuerdos comerciales con Panamá, Perú, y Colombia para llevar adelante el Area de Libre Comercio de las Américas”.
“Muchos demócratas han abrazado el aislacionismo económico oponiéndose a los acuerdos comerciales con nuestros vecinos democráticos”. “Esta actitud no podría ser más incorrecta. Mi administración reducirá las trabas al libre comercio”, declaró el candidato a la asociación de locutores de Florida. De igual manera, MITT Romney, ex gobernador republicano de Massachussetts, afirmó en varias ocasiones su apoyo para los TLC con América latina. “Tenemos el gusto de ver más acuerdos y mejorar el bienestar económico de nuestra vecindad”, dijo.
El portavoz de campaña de Rodolfo Giuliani, ex alcalde de Nueva York, afirmó por su parte que el candidato –favorito entre los republicanos– tiene una posición a favor del TLC en general. “Rudy rasgará bajo las paredes de los tratados de libre comercio y creará los nuevos mercados para los productos hechos en América”. “Esa filosofía es verdad para las economías americanas y latinas también”, refirió.

Críticos demócratas
Respecto de los candidatos demócratas, el diario indica que Hillary Clinton es la mayor opositora de los pactos comerciales. Aunque ella votó a favor del TLC con Chile, lo hizo contra el CAFTA.
“El CAFTA mina la protección del medio ambiente, incluyendo una carencia de la paridad entre la aplicación de provisiones comerciales y ambientales. También falla en el área de la salud pública porque afectará la capacidad de países en vías de desarrollo de obtener el acceso a medicamentos vitales a un precio cómodo y no cumple con los estándares de trabajo del siglo XXI”. Agregó que: “Los tratados comerciales no significan comercio sin reglas”.
Más asombrosa fue la critica al pacto comercial que Bill Clinton, su marido y ex presidente de EEUU, firmó.“El NAFTA y la manera que se puso en ejecución ha lastimado a muchos trabajadores americanos,” dijo la candidata durante una discusión entre candidatos presidenciales democráticos el pasado 7 de agosto en Chicago.
La postura que tiene el senador Barack Obama es parecida a la de Hillary. “El CAFTA hace poco para proteger el trabajo y hace poco para tratar la aplicación de estándares ambientales básicos en los países centroamericanos y República Dominicana”, escribió en un articulo del Chicago Tribune. También dijo que intentaría enmendar el NAFTA. “Llamaría inmediatamente al Presidente de México y al Premier de Canadá para intentar enmendar el NAFTA, porque pienso que podemos conseguir mejores acuerdos laborales”, dijo.
Sindicatos estadounidenses han sostenido desde hace mucho que los acuerdos con países que no tienen leyes laborales sólidas le han costado sus trabajos a los obreros de EEUU, especialmente a los del sector de manufacturas. ??


MAS DATOS
Importaciones y exportaciones El comercio de EEUU con América Latina alcanzó en los primeros seis meses del 2007 US$266.5 mil millones, un aumento de 2.7% comparados con el mismo período el año pasado. Mientras que sus exportaciones crecieron 4.6% a US$110,2 mil millones, las importaciones de Latinoamérica cayeron por 0.5% a US$156.3 mil millones, según la oficina de censo de EEUU. ??
WASHINGTON.
& Los aspirantes republicanos a representar a su partido en las presidenciales del 2008 son más favorables a un Tratado de Libre Comercio (TLC) con América Latina que sus rivales demócratas, señala un análisis realizado por el semanario digital Latin Business Chronicle.
“Una futura administración republicana podría continuar el acercamiento que realizó la gestión del presidente de Estados Unidos (EEUU), George W. Bush, a los acuerdos comerciales... pero un demócrata sería más cauteloso y requeriría cláusulas adicionales en los acuerdos futuros”, indica el artículo.
Explica que los candidatos republicanos Jhon McCain y Mitt Romney serían los principales impulsadores para continuar la política de Bush de afianzar los tratados comerciales con los países de la región.
Esto debido a que el senador McCain ha votado constantemente en favor de los tratados de libre comercio como el NAFTA (firmado con México y Canadá en 1993), Chile en el 2003; y CAFTA-RD (firmado con Centroamérica y República Dominicana en el 2005). También ha mostrado su apoyo para ratificar en el Congreso de EEUU –dominado por los demócratas– los tratados pendientes con Colombia, Panamá y Perú. “Ratifiquemos los acuerdos comerciales con Panamá, Perú, y Colombia para llevar adelante el Area de Libre Comercio de las Américas”.
“Muchos demócratas han abrazado el aislacionismo económico oponiéndose a los acuerdos comerciales con nuestros vecinos democráticos”. “Esta actitud no podría ser más incorrecta. Mi administración reducirá las trabas al libre comercio”, declaró el candidato a la asociación de locutores de Florida. De igual manera, MITT Romney, ex gobernador republicano de Massachussetts, afirmó en varias ocasiones su apoyo para los TLC con América latina. “Tenemos el gusto de ver más acuerdos y mejorar el bienestar económico de nuestra vecindad”, dijo.
El portavoz de campaña de Rodolfo Giuliani, ex alcalde de Nueva York, afirmó por su parte que el candidato –favorito entre los republicanos– tiene una
posición a favor del TLC en general. “Rudy rasgará bajo las paredes de los tratados de libre comercio y creará los nuevos mercados para los productos hechos en América”. “Esa filosofía es verdad para las economías americanas y latinas también”, refirió.

Críticos demócratas
Respecto de los candidatos demócratas, el diario indica que Hillary Clinton es la mayor opositora de los pactos comerciales. Aunque ella votó a favor del TLC con Chile, lo hizo contra el CAFTA.
“El CAFTA mina la protección del medio ambiente, incluyendo una carencia de la paridad entre la aplicación de provisiones comerciales y ambientales. También falla en el área de la salud pública porque afectará la capacidad de países en vías de desarrollo de obtener el acceso a medicamentos vitales a un precio cómodo y no cumple con los estándares de trabajo del siglo XXI”. Agregó que: “Los tratados comerciales no significan comercio sin reglas”.
Más asombrosa fue la critica al pacto comercial que Bill Clinton, su marido y ex presidente de EEUU, firmó.“El NAFTA y la manera que se puso en ejecución ha lastimado a muchos trabajadores americanos,” dijo la candidata durante una discusión entre candidatos presidenciales democráticos el pasado 7 de agosto en Chicago.
La postura que tiene el senador Barack Obama es parecida a la de Hillary. “El CAFTA hace poco para proteger el trabajo y hace poco para tratar la aplicación de estándares ambientales básicos en los países centroamericanos y República Dominicana”, escribió en un articulo del Chicago Tribune. También dijo que intentaría enmendar el NAFTA. “Llamaría inmediatamente al Presidente de México y al Premier de Canadá para intentar enmendar el NAFTA, porque pienso que podemos conseguir mejores acuerdos laborales”, dijo.
Sindicatos estadounidenses han sostenido desde hace mucho que los acuerdos con países que no tienen leyes laborales sólidas le han costado sus trabajos a los obreros de EEUU, especialmente a los del sector de manufacturas. ??


MAS DATOS
Importaciones y exportaciones El comercio de EEUU con América Latina alcanzó en los primeros seis meses del 2007 US$266.5 mil millones, un aumento de 2.7% comparados con el mismo período el año pasado. Mientras que sus exportaciones crecieron 4.6% a US$110,2 mil millones, las importaciones de Latinoamérica cayeron por 0.5% a US$156.3 mil millones, según la oficina de censo de EEUU. ??
WASHINGTON.
& Los aspirantes republicanos a representar a su partido en las presidenciales del 2008 son más favorables a un Tratado de Libre Comercio (TLC) con América Latina que sus rivales demócratas, señala un análisis realizado por el semanario digital Latin Business Chronicle.
“Una futura administración republicana podría continuar el acercamiento que realizó la gestión del presidente de Estados Unidos (EEUU), George W. Bush, a los acuerdos comerciales... pero un demócrata sería más cauteloso y requeriría cláusulas adicionales en los acuerdos futuros”, indica el artículo.
Explica que los candidatos republicanos Jhon McCain y Mitt Romney serían los principales impulsadores para continuar la política de Bush de afianzar los tratados comerciales con los países de la región.
Esto debido a que el senador McCain ha votado constantemente en favor de los tratados de libre comercio como el NAFTA (firmado con México y Canadá en 1993), Chile en el 2003; y CAFTA-RD (firmado con Centroamérica y República Dominicana en el 2005). También ha mostrado su apoyo para ratificar en el Congreso de EEUU –dominado por los demócratas– los tratados pendientes con Colombia, Panamá y Perú. “Ratifiquemos los acuerdos comerciales con Panamá, Perú, y Colombia para llevar adelante el Area de Libre Comercio de las Américas”.
“Muchos demócratas han abrazado el aislacionismo económico oponiéndose a los acuerdos comerciales con nuestros vecinos democráticos”. “Esta actitud no podría ser más incorrecta. Mi administración reducirá las trabas al libre comercio”, declaró el candidato a la asociación de locutores de Florida. De igual manera, MITT Romney, ex gobernador republicano de Massachussetts, afirmó en varias ocasiones su apoyo para los TLC con América latina. “Tenemos el gusto de ver más acuerdos y mejorar el bienestar económico de nuestra vecindad”, dijo.
El portavoz de campaña de Rodolfo Giuliani, ex alcalde de Nueva York, afirmó por su parte que el candidato –favorito entre los republicanos– tiene una posición a favor del TLC en general. “Rudy rasgará bajo las paredes de los tratados de libre comercio y creará los nuevos mercados para los productos hechos en América”. “Esa filosofía es verdad para las economías americanas y latinas también”, refirió.

Críticos demócratas
Respecto de los candidatos demócratas, el diario indica que Hillary Clinton es la mayor opositora de los pactos comerciales. Aunque ella votó a favor del TLC con Chile, lo hizo contra el CAFTA.
“El CAFTA mina la protección del medio ambiente, incluyendo una carencia de la paridad entre la aplicación de provisiones comerciales y ambientales. También falla en el área de la salud pública porque afectará la capacidad de países en vías de desarrollo de obtener el acceso a medicamentos vitales a un precio cómodo y no cumple con los estándares de trabajo del siglo XXI”. Agregó que: “Los tratados comerciales no significan comercio sin reglas”.
Más asombrosa fue la critica al pacto comercial que Bill Clinton, su marido y ex presidente de EEUU, firmó.“El NAFTA y la manera que se puso en ejecución ha lastimado a muchos trabajadores americanos,” dijo la candidata durante una discusión entre candidatos presidenciales democráticos el pasado 7 de agosto en Chicago.
La postura que tiene el senador Barack Obama es parecida a la de Hillary. “El CAFTA hace poco para proteger el trabajo y hace poco para tratar la aplicación de estándares ambientales básicos en los países centroamericanos y República Dominicana”, escribió en un articulo del Chicago Tribune. También dijo que intentaría enmendar el NAFTA. “Llamaría inmediatamente al Presidente de México y al Premier de Canadá para intentar enmendar el NAFTA, porque pienso que podemos conseguir mejores acuerdos laborales”, dijo.
Sindicatos estadounidenses han sostenido desde hace mucho que los acuerdos con países que no tienen leyes laborales sólidas le han costado sus trabajos a los obreros de EEUU, especialmente a los del sector de manufacturas. ??


MAS DATOS
Importaciones y exportaciones El comercio de EEUU con América Latina alcanzó en los primeros seis meses del 2007 US$266.5 mil millones, un aumento de 2.7% comparados con el mismo período el año pasado. Mientras que sus exportaciones crecieron 4.6% a US$110,2 mil millones, las importaciones de Latinoamérica cayeron por 0.5% a US$156.3 mil millones, según la oficina de censo de EEUU. ??
WASHINGTON.
& Los aspirantes republicanos a representar a su partido en las presidenciales del 2008 son más favorables a un Tratado de Libre Comercio (TLC) con América Latina que sus rivales demócratas, señala un análisis realizado por el semanario digital Latin Business Chronicle.
“Una futura administración republicana podría continuar el acercamiento que realizó la gestión del presidente de Estados Unidos (EEUU), George W. Bush, a los acuerdos comerciales... pero un demócrata sería más cauteloso y requeriría cláusulas adicionales en los acuerdos futuros”, indica el artículo.
Explica que los candidatos republicanos Jhon McCain y Mitt Romney serían los principales impulsadores para continuar la política de Bush de afianzar los tratados comerciales con los países de la región.
Esto debido a que el senador McCain ha votado constantemente en favor de los tratados de libre comercio como el NAFTA (firmado con México y Canadá en 1993), Chile en el 2003; y CAFTA-RD (firmado con Centroamérica y República Dominicana en el 2005). También ha mostrado su apoyo para ratificar en el Congreso de EEUU –dominado por los demócratas– los tratados pendientes con Colombia, Panamá y Perú. “Ratifiquemos los acuerdos comerciales con Panamá, Perú, y Colombia para llevar adelante el Area de Libre Comercio de las Américas”.
“Muchos demócratas han abrazado el aislacionismo económico oponiéndose a los acuerdos comerciales con nuestros vecinos democráticos”. “Esta actitud no podría ser más incorrecta. Mi administración reducirá las trabas al libre comercio”, declaró el candidato a la asociación de locutores de Florida. De igual manera, MITT Romney, ex gobernador republicano de Massachussetts, afirmó en varias ocasiones su apoyo para los TLC con América latina. “Tenemos el gusto de ver más acuerdos y mejorar el bienestar económico de nuestra vecindad”, dijo.
El portavoz de campaña de Rodolfo Giuliani, ex alcalde de Nueva York, afirmó por su parte que el candidato –favorito entre los republicanos– tiene una posición a favor del TLC en general. “Rudy rasgará bajo las paredes de los tratados de libre comercio y creará los nuevos mercados para los productos hechos en América”. “Esa filosofía es verdad para las economías americanas y latinas también”, refirió.

Críticos demócratas
Respecto de los candidatos demócratas, el diario indica que Hillary Clinton es la mayor opositora de los pactos comerciales. Aunque ella votó a favor del TLC con Chile, lo hizo contra el CAFTA.
“El CAFTA mina la protección del medio ambiente, incluyendo una carencia de la paridad entre la aplicación de provisiones comerciales y ambientales. También falla en el área de la salud pública porque afectará la capacidad de países en vías de desarrollo de obtener el acceso a medicamentos vitales a un precio cómodo y no cumple con los estándares de trabajo del siglo XXI”. Agregó que: “Los tratados comerciales no significan comercio sin reglas”.
Más asombrosa fue la critica al pacto comercial que Bill Clinton, su marido y ex presidente de EEUU, firmó.“El NAFTA y la manera que se puso en ejecución ha lastimado a muchos trabajadores americanos,” dijo la candidata durante una discusión entre candidatos presidenciales democráticos el pasado 7 de agosto en Chicago.
La postura que tiene el senador Barack Obama es parecida a la de Hillary. “El CAFTA hace poco para proteger el trabajo y hace poco para tratar la aplicación de estándares ambientales básicos en los países centroamericanos y República Dominicana”, escribió en un articulo del Chicago Tribune. También dijo que intentaría enmendar el NAFTA. “Llamaría inmediatamente al Presidente de México y al Premier de Canadá para intentar enmendar el NAFTA, porque pienso que podemos conseguir mejores acuerdos laborales”, dijo.
Sindicatos estadounidenses han sostenido desde hace mucho que los acuerdos con países que no tienen leyes laborales sólidas le han costado sus trabajos a los obreros de EEUU, especialmente a los del sector de manufacturas. ??
posición a favor del TLC en general. “Rudy rasgará bajo las paredes de los tratados de libre comercio y creará los nuevos mercados para los productos hechos en América”. “Esa filosofía es verdad para las economías americanas y latinas también”, refirió.

Críticos demócratas
Respecto de los candidatos demócratas, el diario indica que Hillary Clinton es la mayor opositora de los pactos comerciales. Aunque ella votó a favor del TLC con Chile, lo hizo contra el CAFTA.
“El CAFTA mina la protección del medio ambiente, incluyendo una carencia de la paridad entre la aplicación de provisiones comerciales y ambientales. También falla en el área de la salud pública porque afectará la capacidad de países en vías de desarrollo de obtener el acceso a medicamentos vitales a un precio cómodo y no cumple con los estándares de trabajo del siglo XXI”. Agregó que: “Los tratados comerciales no significan comercio sin reglas”.
Más asombrosa fue la critica al pacto comercial que Bill Clinton, su marido y ex presidente de EEUU, firmó.“El NAFTA y la manera que se puso en ejecución ha lastimado a muchos trabajadores americanos,” dijo la candidata durante una discusión entre candidatos presidenciales democráticos el pasado 7 de agosto en Chicago.
La postura que tiene el senador Barack Obama es parecida a la de Hillary. “El CAFTA hace poco para proteger el trabajo y hace poco para tratar la aplicación de estándares ambientales básicos en los países centroamericanos y República Dominicana”, escribió en un articulo del Chicago Tribune. También dijo que intentaría enmendar el NAFTA. “Llamaría inmediatamente al Presidente de México y al Premier de Canadá para intentar enmendar el NAFTA, porque pienso que podemos conseguir mejores acuerdos laborales”, dijo.
Sindicatos estadounidenses han sostenido desde hace mucho que los acuerdos con países que no tienen leyes laborales sólidas le han costado sus trabajos a los obreros de EEUU, especialmente a los del sector de manufacturas. ??


MAS DATOS
Importaciones y exportaciones El comercio de EEUU con América Latina alcanzó en los primeros seis meses del 2007 US$266.5 mil millones, un aumento de 2.7% comparados con el mismo período el año pasado. Mientras que sus exportaciones crecieron 4.6% a US$110,2 mil millones, las importaciones de Latinoamérica cayeron por 0.5% a US$156.3 mil millones, según la oficina de censo de EEUU. ??
WASHINGTON.
& Los aspirantes republicanos a representar a su partido en las presidenciales del 2008 son más favorables a un Tratado de Libre Comercio (TLC) con América Latina que sus rivales demócratas, señala un análisis realizado por el semanario digital Latin Business Chronicle.
“Una futura administración republicana podría continuar el acercamiento que realizó la gestión del presidente de Estados Unidos (EEUU), George W. Bush, a los acuerdos comerciales... pero un demócrata sería más cauteloso y requeriría cláusulas adicionales en los acuerdos futuros”, indica el artículo.
Explica que los candidatos republicanos Jhon McCain y Mitt Romney serían los principales impulsadores para continuar la política de Bush de afianzar los tratados comerciales con los países de la región.
Esto debido a que el senador McCain ha votado constantemente en favor de los tratados de libre comercio como el NAFTA (firmado con México y Canadá en 1993), Chile en el 2003; y CAFTA-RD (firmado con Centroamérica y República Dominicana en el 2005). También ha mostrado su apoyo para ratificar en el Congreso de EEUU –dominado por los demócratas– los tratados pendientes con Colombia, Panamá y Perú. “Ratifiquemos los acuerdos comerciales con Panamá, Perú, y Colombia para llevar adelante el Area de Libre Comercio de las Américas”.
“Muchos demócratas han abrazado el aislacionismo económico oponiéndose a los acuerdos comerciales con nuestros vecinos democráticos”. “Esta actitud no podría ser más incorrecta. Mi administración reducirá las trabas al libre comercio”, declaró el candidato a la asociación de locutores de Florida. De igual manera, MITT Romney, ex gobernador republicano de Massachussetts, afirmó en varias ocasiones su apoyo para los TLC con América latina. “Tenemos el gusto de ver más acuerdos y mejorar el bienestar económico de nuestra vecindad”, dijo.
El portavoz de campaña de Rodolfo Giuliani, ex alcalde de Nueva York, afirmó por su parte que el candidato –favorito entre los republicanos– tiene una posición a favor del TLC en general. “Rudy rasgará bajo las paredes de los tratados de libre comercio y creará los nuevos mercados para los productos hechos en América”. “Esa filosofía es verdad para las economías americanas y latinas también”, refirió.

Críticos demócratas
Respecto de los candidatos demócratas, el diario indica que Hillary Clinton es la mayor opositora de los pactos comerciales. Aunque ella votó a favor del TLC con Chile, lo hizo contra el CAFTA.
“El CAFTA mina la protección del medio ambiente, incluyendo una carencia de la paridad entre la aplicación de provisiones comerciales y ambientales. También falla en el área de la salud pública porque afectará la capacidad de países en vías de desarrollo de obtener el acceso a medicamentos vitales a un precio cómodo y no cumple con los estándares de trabajo del siglo XXI”. Agregó que: “Los tratados comerciales no significan comercio sin reglas”.
Más asombrosa fue la critica al pacto comercial que Bill Clinton, su marido y ex presidente de EEUU, firmó.“El NAFTA y la manera que se puso en ejecución ha lastimado a muchos trabajadores americanos,” dijo la candidata durante una discusión entre candidatos presidenciales democráticos el pasado 7 de agosto en Chicago.
La postura que tiene el senador Barack Obama es parecida a la de Hillary. “El CAFTA hace poco para proteger el trabajo y hace poco para tratar la aplicación de estándares ambientales básicos en los países centroamericanos y República Dominicana”, escribió en un articulo del Chicago Tribune. También dijo que intentaría enmendar el NAFTA. “Llamaría inmediatamente al Presidente de México y al Premier de Canadá para intentar enmendar el NAFTA, porque pienso que podemos conseguir mejores acuerdos laborales”, dijo.
Sindicatos estadounidenses han sostenido desde hace mucho que los acuerdos con países que no tienen leyes laborales sólidas le han costado sus trabajos a los obreros de EEUU, especialmente a los del sector de manufacturas. ??


MAS DATOS
Importaciones y exportaciones El comercio de EEUU con América Latina alcanzó en los primeros seis meses del 2007 US$266.5 mil millones, un aumento de 2.7% comparados con el mismo período el año pasado. Mientras que sus exportaciones crecieron 4.6% a US$110,2 mil millones, las importaciones de Latinoamérica cayeron por 0.5% a US$156.3 mil millones, según la oficina de censo de EEUU. ??
WASHINGTON.
& Los aspirantes republicanos a representar a su partido en las presidenciales del 2008 son más favorables a un Tratado de Libre Comercio (TLC) con América Latina que sus rivales demócratas, señala un análisis realizado por el semanario digital Latin Business Chronicle.
“Una futura administración republicana podría continuar el acercamiento que realizó la gestión del presidente de Estados Unidos (EEUU), George W. Bush, a los acuerdos comerciales... pero un demócrata sería más cauteloso y requeriría cláusulas adicionales en los acuerdos futuros”, indica el artículo.
Explica que los candidatos republicanos Jhon McCain y Mitt Romney serían los principales impulsadores para continuar la política de Bush de afianzar los tratados comerciales con los países de la región.
Esto debido a que el senador McCain ha votado constantemente en favor de los tratados de libre comercio como el NAFTA (firmado con México y Canadá en 1993), Chile en el 2003; y CAFTA-RD (firmado con Centroamérica y República Dominicana en el 2005). También ha mostrado su apoyo para ratificar en el Congreso de EEUU –dominado por los demócratas– los tratados pendientes con Colombia, Panamá y Perú. “Ratifiquemos los acuerdos comerciales con Panamá, Perú, y Colombia para llevar adelante el Area de Libre Comercio de las Américas”.
“Muchos demócratas han abrazado el aislacionismo económico oponiéndose a los acuerdos comerciales con nuestros vecinos democráticos”. “Esta actitud no podría ser más incorrecta. Mi administración reducirá las trabas al libre comercio”, declaró el candidato a la asociación de locutores de Florida. De igual manera, MITT Romney, ex gobernador republicano de Massachussetts, afirmó en varias ocasiones su apoyo para los TLC con América latina. “Tenemos el gusto de ver más acuerdos y mejorar el bienestar económico de nuestra vecindad”, dijo.
El portavoz de campaña de Rodolfo Giuliani, ex alcalde de Nueva York, afirmó por su parte que el candidato –favorito entre los republicanos– tiene una posición a favor del TLC en general. “Rudy rasgará bajo las paredes de los tratados de libre comercio y creará los nuevos mercados para los productos hechos en América”. “Esa filosofía es verdad para las economías americanas y latinas también”, refirió.

Críticos demócratas
Respecto de los candidatos demócratas, el diario indica que Hillary Clinton es la mayor opositora de los pactos comerciales. Aunque ella votó a favor del TLC con Chile, lo hizo contra el CAFTA.
“El CAFTA mina la protección del medio ambiente, incluyendo una carencia de la paridad entre la aplicación de provisiones comerciales y ambientales. También falla en el área de la salud pública porque afectará la capacidad de países en vías de desarrollo de obtener el acceso a medicamentos vitales a un precio cómodo y no cumple con los estándares de trabajo del siglo XXI”. Agregó que: “Los tratados comerciales no significan comercio sin reglas”.
Más asombrosa fue la critica al pacto comercial que Bill Clinton, su marido y ex presidente de EEUU, firmó.“El NAFTA y la manera que se puso en ejecución ha lastimado a muchos trabajadores americanos,” dijo la candidata durante una discusión entre candidatos presidenciales democráticos el pasado 7 de agosto en Chicago.
La postura que tiene el senador Barack Obama es parecida a la de Hillary. “El CAFTA hace poco para proteger el trabajo y hace poco para tratar la aplicación de estándares ambientales básicos en los países centroamericanos y República Dominicana”, escribió en un articulo del Chicago Tribune. También dijo que intentaría enmendar el NAFTA. “Llamaría inmediatamente al Presidente de México y al Premier de Canadá para intentar enmendar el NAFTA, porque pienso que podemos conseguir mejores acuerdos laborales”, dijo.
Sindicatos estadounidenses han sostenido desde hace mucho que los acuerdos con países que no tienen leyes laborales sólidas le han costado sus trabajos a los obreros de EEUU, especialmente a los del sector de manufacturas. ??
posición a favor del TLC en general. “Rudy rasgará bajo las paredes de los tratados de libre comercio y creará los nuevos mercados para los productos hechos en América”. “Esa filosofía es verdad para las economías americanas y latinas también”, refirió.

Críticos demócratas
Respecto de los candidatos demócratas, el diario indica que Hillary Clinton es la mayor opositora de los pactos comerciales. Aunque ella votó a favor del TLC con Chile, lo hizo contra el CAFTA.
“El CAFTA mina la protección del medio ambiente, incluyendo una carencia de la paridad entre la aplicación de provisiones comerciales y ambientales. También falla en el área de la salud pública porque afectará la capacidad de países en vías de desarrollo de obtener el acceso a medicamentos vitales a un precio cómodo y no cumple con los estándares de trabajo del siglo XXI”. Agregó que: “Los tratados comerciales no significan comercio sin reglas”.
Más asombrosa fue la critica al pacto comercial que Bill Clinton, su marido y ex presidente de EEUU, firmó.“El NAFTA y la manera que se puso en ejecución ha lastimado a muchos trabajadores americanos,” dijo la candidata durante una discusión entre candidatos presidenciales democráticos el pasado 7 de agosto en Chicago.
La postura que tiene el senador Barack Obama es parecida a la de Hillary. “El CAFTA hace poco para proteger el trabajo y hace poco para tratar la aplicación de estándares ambientales básicos en los países centroamericanos y República Dominicana”, escribió en un articulo del Chicago Tribune. También dijo que intentaría enmendar el NAFTA. “Llamaría inmediatamente al Presidente de México y al Premier de Canadá para intentar enmendar el NAFTA, porque pienso que podemos conseguir mejores acuerdos laborales”, dijo.
Sindicatos estadounidenses han sostenido desde hace mucho que los acuerdos con países que no tienen leyes laborales sólidas le han costado sus trabajos a los obreros de EEUU, especialmente a los del sector de manufacturas. ??


MAS DATOS
Importaciones y exportaciones El comercio de EEUU con América Latina alcanzó en los primeros seis meses del 2007 US$266.5 mil millones, un aumento de 2.7% comparados con el mismo período el año pasado. Mientras que sus exportaciones crecieron 4.6% a US$110,2 mil millones, las importaciones de Latinoamérica cayeron por 0.5% a US$156.3 mil millones, según la oficina de censo de EEUU. ??
WASHINGTON.
& Los aspirantes republicanos a representar a su partido en las presidenciales del 2008 son más favorables a un Tratado de Libre Comercio (TLC) con América Latina que sus rivales demócratas, señala un análisis realizado por el semanario digital Latin Business Chronicle.
“Una futura administración republicana podría continuar el acercamiento que realizó la gestión del presidente de Estados Unidos (EEUU), George W. Bush, a los acuerdos comerciales... pero un demócrata sería más cauteloso y requeriría cláusulas adicionales en los acuerdos futuros”, indica el artículo.
Explica que los candidatos republicanos Jhon McCain y Mitt Romney serían los principales impulsadores para continuar la política de Bush de afianzar los tratados comerciales con los países de la región.
Esto debido a que el senador McCain ha votado constantemente en favor de los tratados de libre comercio como el NAFTA (firmado con México y Canadá en 1993), Chile en el 2003; y CAFTA-RD (firmado con Centroamérica y República Dominicana en el 2005). También ha mostrado su apoyo para ratificar en el Congreso de EEUU –dominado por los demócratas– los tratados pendientes con Colombia, Panamá y Perú. “Ratifiquemos los acuerdos comerciales con Panamá, Perú, y Colombia para llevar adelante el Area de Libre Comercio de las Américas”.
“Muchos demócratas han abrazado el aislacionismo económico oponiéndose a los acuerdos comerciales con nuestros vecinos democráticos”. “Esta actitud no podría ser más incorrecta. Mi administración reducirá las trabas al libre comercio”, declaró el candidato a la asociación de locutores de Florida. De igual manera, MITT Romney, ex gobernador republicano de Massachussetts, afirmó en varias ocasiones su apoyo para los TLC con América latina. “Tenemos el gusto de ver más acuerdos y mejorar el bienestar económico de nuestra vecindad”, dijo.
El portavoz de campaña de Rodolfo Giuliani, ex alcalde de Nueva York, afirmó por su parte que el candidato –favorito entre los republicanos– tiene una posición a favor del TLC en general. “Rudy rasgará bajo las paredes de los tratados de libre comercio y creará los nuevos mercados para los productos hechos en América”. “Esa filosofía es verdad para las economías americanas y latinas también”, refirió.

Críticos demócratas
Respecto de los candidatos demócratas, el diario indica que Hillary Clinton es la mayor opositora de los pactos comerciales. Aunque ella votó a favor del TLC con Chile, lo hizo contra el CAFTA.
“El CAFTA mina la protección del medio ambiente, incluyendo una carencia de la paridad entre la aplicación de provisiones comerciales y ambientales. También falla en el área de la salud pública porque afectará la capacidad de países en vías de desarrollo de obtener el acceso a medicamentos vitales a un precio cómodo y no cumple con los estándares de trabajo del siglo XXI”. Agregó que: “Los tratados comerciales no significan comercio sin reglas”.
Más asombrosa fue la critica al pacto comercial que Bill Clinton, su marido y ex presidente de EEUU, firmó.“El NAFTA y la manera que se puso en ejecución ha lastimado a muchos trabajadores americanos,” dijo la candidata durante una discusión entre candidatos presidenciales democráticos el pasado 7 de agosto en Chicago.
La postura que tiene el senador Barack Obama es parecida a la de Hillary. “El CAFTA hace poco para proteger el trabajo y hace poco para tratar la aplicación de estándares ambientales básicos en los países centroamericanos y República Dominicana”, escribió en un articulo del Chicago Tribune. También dijo que intentaría enmendar el NAFTA. “Llamaría inmediatamente al Presidente de México y al Premier de Canadá para intentar enmendar el NAFTA, porque pienso que podemos conseguir mejores acuerdos laborales”, dijo.
Sindicatos estadounidenses han sostenido desde hace mucho que los acuerdos con países que no tienen leyes laborales sólidas le han costado sus trabajos a los obreros de EEUU, especialmente a los del sector de manufacturas. ??


MAS DATOS
Importaciones y exportaciones El comercio de EEUU con América Latina alcanzó en los primeros seis meses del 2007 US$266.5 mil millones, un aumento de 2.7% comparados con el mismo período el año pasado. Mientras que sus exportaciones crecieron 4.6% a US$110,2 mil millones, las importaciones de Latinoamérica cayeron por 0.5% a US$156.3 mil millones, según la oficina de censo de EEUU. ??
 
To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page