LOADING

Type to search

La Prensa, Panama, April 30, 2002

Share
Panamá, en una nueva lista

Panamá es el segundo país latinoamericano con mejores condiciones de acceso a capital

Diana Campos Candanedo
[email protected]

Panamá hizo su debut en otra lista, pero esta vez no se trata de una lista negra.

En el ranking de naciones latinoamericanas que ofrecen mejores condiciones de acceso a capital, Panamá ocupa la posición número dos, superada únicamente por Chile, según el índice publicado por el Instituto Milken (www.milkeninstitute.org) de Estados Unidos, y citado por la revista financiera Latin Business Chronicle.

El índice analiza a 98 países alrededor del mundo, de los cuales 18 pertenecen a América Latina.

Panamá fue incluida este año y recibió un puntaje de 4.19 (el máximo es 5.65 puntos correspondiente a Hong Kong), ocupando la posición 34 en el ranking mundial.

El “Indice Milken” analiza cinco elementos clave que facilitan el acceso a capital en un país: ambiente económico, desarrollo bancario, desarrollo del mercado de capitales, ambiente internacional y calificación de riesgo soberano.

Debut de Panamá

En su primer año en el índice, Panamá superó a Chile en tres de las cinco subcategorías: ambiente macroeconómico, desarrollo del sector bancario y mercado de capitales.

Una vez más, casi un siglo de experiencia como país dolarizado fue uno de los elementos decisivos para la buena posición de Panamá. Ello, según el Instituto Milken, lleva a que el país tenga una de las tasas de inflación más bajas del continente, en ocasiones más baja que la de Estados Unidos.

En lo que respecta al sector bancario, se considera como positivo que el Estado sea dueño de solo dos bancos en la plaza, el peso del sector en la economía y las tasas de interés. También se analizó el grado de concentración de los activos entre los bancos más importantes de la plaza.

Según un análisis de la firma consultora Indesa, a diciembre de 2001 los seis bancos más grandes por activos totales fueron en su orden: Banco Latinoamericano de Exportaciones (5 mil 771 millones de dólares); Banco Nacional de Panamá (3 mil 596 millones); Banistmo (3 mil 158 millones); Banco General (2 mil 359 millones) y el HSBC (mil 261 millones).

Aún teniendo uno de los más importantes centros bancarios internacionales de América, Panamá alberga a un gran número de bancos de capital nacional, indica el informe del Instituto Milken.

Los retos de la banca

Según Luis Navarro, presidente de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), los bancos panameños cuentan con un alto nivel de liquidez, lo que les brinda gran capacidad para otorgar créditos a la economía.

Esto hace que Panamá sea uno de los mejores países de América Latina en cuanto a condiciones de acceso al crédito, especialmente el que proviene de la banca privada, explicó Navarro.

Sin embargo, Panamá debe mejorar su calificación crediticia (riesgo soberano) para bajar el costo de financiamiento, tanto público como privado, lo cual incidiría directamente en el costo del capital y la competitividad del centro bancario.

Navarro agregó que la mayoría de los centros financieros competidores de Panamá tienen la calificación de grado de inversión, como es el caso de Bahamas, Estados Unidos, Singapur, Suiza, Luxemburgo y Hong Kong.

Según Navarro, Panamá tiene que actuar rápidamente para no quedarse atrás, y esto implica reformas urgentes a las finanzas públicas.

En tanto, un análisis del economista Marco Fernández, de la firma Indesa, señala que la banca extranjera de licencia general está contribuyendo significativamente a la expansión del crédito.

“En un año de bajo crecimiento económico, la banca de licencia general aumentó su riesgo panameño bruto, con recursos provenientes del exterior”, destacó Marco Fernández.

Ganadores y perdedores

El estudio del Instituto Milken incluye una sección de “ganadores y perdedores.

En América Latina, el único ganador fue Uruguay.

Entre los “perdedores” se encuentran Bolivia, Estados Unidos y Argentina.

La desaceleración económica de Estados Unidos causó una reducción de la inversión y el flujo de capitales, mientras que la crisis en Argentina causó una disminución en el acceso a capitales, luego de las bajas en las calificaciones crediticias y las restricciones bancarias.

En cuanto a Bolivia, el reporte señala que un aumento en la percepción de corrupción en sus instituciones económicas ha influido en la calidad del acceso a capitales

To read this post, you must purchase a Latin Trade Business Intelligence Subscription.
Scroll to top of page