La competencia global entre las élites


16 enero 2014
La innovación en la industria de un país es más importante que nunca para el éxito económico.

El peso relativo de cualquier país en relaciones internacionales puede medirse en tres niveles: La fortaleza disuasiva en términos de fuerzas de defensa, la prosperidad de sus ciudadanos y sus compañías y su influencia proyectada a través de valores intangibles.


Y en lo que se refiere a todos ellos la innovación es la clave. Y la innovación es algo que las élites producen.


Existen formas de pensar y de actuar que establecen oposiciones como “Norte/Sur”, “mercado doméstico/mercado externo” y “compañías o universidades públicas/privadas”. Estas formas están llevando la sociedad a ser rehén de la inmovilidad.


Esto ha sido bien explicado desde los tiempos de Schumpeter hasta Acemoglu & Robinson y su libro esencial “Why Nations Fail” (Algo como “Porqué fracasan las naciones”).


Su resultado es irrelevante en términos del poder tradicional, el bajo grado de la densidad tecnológica en su economía y el poder blando limitado. La única salida es que las élites básicamente adopten una u otra estrategia de innovación: ya sea por destrucción creativa o adaptación creativa.


La primera significa que la economía está en un estado permanente de “caos evolutivo”. Los innovadores son los únicos que sobreviven en el contexto de mutación constante. La sustitución de las máquinas de escribir por computadoras es el ejemplo típico de la destrucción creativa.


Argentina solía ser un país rico a principios del siglo 20 gracias a la agricultura y la ganadería. Su élite estaba bien educada pero era poco innovadora. Como resultado de esto entró al siglo 21 como un país relativamente pobre. Entretanto, Estados Unidos ha estado progresando desde el siglo 19 gracias a una élite radicalmente innovadora. Se convirtió en el país más rico y poderoso en el mundo.


La segunda opción (adaptación creativa) significa hacer lo mismo que hace el líder, pero agregando un grado de innovación en términos de costos laborales, logística y eficiencia. Este fue el modelo que fue adoptado por las élites asiáticas. El desempeño de las compañías de Corea del Sur en las industrias de televisión, de teléfonos inteligentes o automotriz es un ejemplo típico de la adaptación creativa así como también el gran despegue de China que se logró desde 1978.


El problema es que en muchos países, las compañías y las élites se acostumbran a un ambiente que favorece los modelos de sustitución de importaciones o de exportaciones agrícolas.  En este contexto la “adaptación” lleva a la obsolescencia y al conservatismo.


El estilo de innovación de destrucción creativa no está relacionado con la inspiración de genios, aunque lo parezca a primera vista. Requiere élites visionarias que están apasionadamente comprometidas con su país. Las élites funcionales son aquellas que pueden mezclar patriotismo y planeación estratégica- algo que se ve muy poco en el radar de los líderes brasileños.


Tener un gran contingente que sale de las escuelas secundarias o institutos técnicos no es suficiente. La educación para todos es un requerimiento cívico. Entretanto, la innovación no se puede medir en términos de horas de escolaridad, sino por lo que en realidad se hace con la enseñanza que se ha recibido en términos concretos e innovadores. Para la innovación que es producida por las élites y es un producto de las élites.


Las élites innovadoras lideran sus países hacia una combinación de “cuatro elementos fundamentales” de destrucción creativa. Capital, conocimiento, emprendimiento y ambientes de negocios que favorezcan la innovación.


El elemento clave de la innovación es la alta calidad del capital humano, un recurso escaso llamado talento. Hasta cierto punto, la gran carrera global del siglo 21 no es más que una competencia entre élites.


Marcos Troyjo es el director de BRICLab en la Universidad de Columbia, donde enseña  asuntos internacionales. Puede ser contactado en mt2792@columbia.edu. 

Suscríbete a la revista latin trade
Haz clic aquí para comenzar la suscripción a Latin Trade Magazine, disponible tanto en versión impresa como virtual.
Suscríbete a lt.com
Haz clic aquí para comenzar la suscripción virtual a LT.com, con sus estensos rankings, indicadores e inteligencia de mercados en América Latina.
Suscríbete gratis a boletines
Subscríbete aquí a nuestro boletín gratuito- accediendo a los últimos titulares de negocios de América Latina en tu bandeja de correo.
LOGIN
FOR READ MORE LOGIN
LOGIN
LOGIN
Forgot your password
SEND
PARA LEER MAS
Aenean sollicitudin, lorem quis bibendum auctor, nisi elit consequat ipsum, nec sagittis sem nibh id elit. Duis sed odio sit amet nibh vulputate cursus a sit amet mauris. Morbi accumsan ipsum velit. Nam nec tellus a odio tincidunt auctor a ornare odio. Sed non mauris vitae erat consequat auctor eu in elit.Aenean sollicitudin, lorem quis bibendum auctor, nisi elit consequat ipsum, nec sagittis sem nibh id elit. Duis sed odio sit amet nibh vulputate cursus a sit amet mauris. Morbi accumsan ipsum velit. Nam nec tellus a odio tincidunt auctor a ornare odio. Sed non mauris vitae erat consequat auctor eu in elit.
Read the current issue of Latin Trade Magazine

Acceso Denegado

Por favor inicie sesión o registrese

Lea Nuestra Última Edición

FOLLOW US